Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

viernes, 25 de noviembre de 2011

Revelación sobre los cantantes cristianos hna Noemy

"Quita de mi la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodías de tus instrumentos" Amós 5: 23



Aparecí en una  pieza de un hotel de una gran ciudad, de pronto llegaron dos personas  a esa sala, yo estaba retirada hacia la pared del fondo como escondida. Cuando estas personas aparecieron yo sentí un poco de temor porque no quería que me vieran ahí, sin embargo no podía salir del lugar. Venían conversando y riendo, es que se sentían muy bien. Avanzaban hacia la mesa que allí se hallaba para tomar desayuno; ellos vestían con poleras y short, al parecer recién se habían levantado y salían de la ducha, así frescos y bien descansados se sentaron frente a la mesa que ya estaba servida.

Fue entonces cuando me di cuenta de quienes eran; vi que estos dos hombres que se habían hospedado en ese elegante hotel eran dos cantantes cristianos conocidos por todo el mundo evangélico. Se encontraban en ese hotel porque la noche anterior habían tenido sus conciertos y ahora tomaban su respectivo descanso.
Por eso mientras tomaban desayuno a media mañana, ellos sacaban sus cuentas de todo el dinero que habían ganado y se sentían muy conformes, mirando cada uno sus agendas de cuantos conciertos tenían por delante que realizar y de lo mucho que seguramente ganarían.

Así continuaron charlando amenamente contentos, hasta que se tenían que retirar del lugar, les quedaba poco tiempo para estar ahí; mientras yo continuaba observando y escuchando lo que ellos hablaban, siempre con temor que no me descubrieran. La convicción que me dio el Espíritu del Señor fue muy clara; no me quedaba duda de la realidad de estas pobres personas, que nunca en todo el tiempo de estar en esa sala jamás mencionaron el nombre del Señor ni para darle las gracias por lo obtenido ni para glorificarle ni darle honra por ser adoradores ni menos hacerle participe de sus asuntos y de sus vidas.

Sentí la gran hipocresía de esos hombres, y hubiera querido confrontarlos pero no podía, sabía que el Señor me estaba mostrando la otra cara de estos falsos cantantes

Pensaba como era posible tanto engaño si francamente no era ni parecido como la gente creia, lamentaba mucho la perdida de tanto dinero en esas personas y que no se ocupara en la evangelización de tanta alma perdida en todo el mundo. Mientras que millones y millones de niños abandonados huérfanos, y enfermos no tienen ni un pan para el día ni un tratado para conocer a Dios, ni esperanza de que alguien vaya en busca de ellos para evitar la delincuencia juvenil y después la perdición eterna. Y lo mas terrible y detestable  la vanagloria personal de estas estrellas de la música; que viene a ser el punto mas critico debido al pecado  implícito de quitar y tomar la gloria que solo pertenece a Dios. Todo aquel que reciba gloria aquí en la tierra ya está bajo juicio, pues el Señor no comparte su gloria con nadie.

Otro Testimonio y experiencia de un hermano con los músicos cristianos.

Este es el testimonio de un músico cristiano quien ha trabajado con varios cantantes cristianos  y quien vio con sus propios ojos como estos llamados ministros en especifico uno de Santo Domingo de iniciales G.R. visitar un STRIPPER BAR...

Fui músico cristiano por varios años trabajando en producciones cristianas y recientemente abandoné este mundo porque lo encontré tan sucio y corrupto como el de la música secular. Estuve viajando y acompañando en tarima y en altares a un cantante cristiano de Houston, TX y durante sus presentaciones y ministraciones coincidí en muchas ocasiones con los cantantes cristianos GR, RC y el predicador y cantante radicado en la Florida, E.R. 

Estos tres individuos ademas de tajantemente plagiar canciones de merengue secular de Grupomania, Los Rosario, Papucho y otros sin pedir permiso y solo cambiarles las letras por letras cristianas, luego de los conciertos salian con mujeres de las congregaciones (en el caso de CXPXXDXA y EXXDXn o teterias como le llamaban y otros antros. Se propasaban con teenegers de las iglesias e ingerian alcohol en exceso durante sus "giras" y visitaban con frecuencia clubes de "stripers". 

Sin embargo, todos estaban casados. En el caso de GXXX RXXs nunca lo vi salir con nadie de la congregacion pero si vistar "stripers" y alquilar videos pornograficos en los Hoteles. En el caso de CXXXXa a drefaudado otros cantantes cobrandoles fuertes sumas de dinero y dandoles un producto de segunda clase. 
Yo no queria hacer esto, pero considero que están defraudando al pueblo cristiano con solo fines de lucro y ya me cansé de esto. Aunque en un principio fuí participe de esto. Ya me cansé, y me arrepiento de este comportamiento anticristiano.
G Rivera Houston, TX

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Visión del inminente juicio a las naciones hna Noemy R

“Las naciones verán, y se avergonzarán de todo su poderío; pondrán la mano sobre su boca, ensordecerán sus oídos”.  Miqueas 7:16



Me encontraba en una sala acogedora con algunos muebles, en el centro se hallaba una mesa grande; todo se veía bien, de repente desde una pared aparecieron dos varones  de aspecto casi igual con un aire de rectitud y de gran respeto. Me observaron y luego comenzaron a ordenar unas cosas; vi que eran flores, y eran de diversos colores y tamaños, las que mas habían eran como rosas de color rojo.
Los varones estaban formando ramilletes, y dejaban las flores mas grandes y oscuras al medio. Cuando las tuvieron todas ordenadas y listas se dirigieron hacia afuera de la casa. Senti que debía ir con ellos, y fui. 

Estando afuera en un costado de la casa ellos se detuvieron, tomaron algunos de esos ramos y se colocaron de frente hacia el cielo, yo no entendía lo que ellos hacían; luego uno de los varones  curvó su cuerpo para tomar un gran impulso, y el ramo de flores que tenia en su mano lo lanzó muy fuerte hacia la altura de los cielos. 

El ramo subió muy alto y luego comenzó a caer por el aire no derecho hacia abajo ni tan rápido, volaba para el lado y luego se fue cayendo y pronto cayó sobre la tierra; yo me preguntaba ¿porqué hacía eso? Los mismos  varones me contestaron sin hablar. Esos ramilletes de flores significaban las naciones y la caída de esos ramos era  el juicio de Dios que pronto vendría sobre ellas. Entonces supe que esos varones eran ángeles  del Dios  Altísimo.

Los ángeles continuaron  y vi como al tirar el siguiente ramo aquellas flores que eran semejantes a las rosas de un rojo intenso, grandes y muy bonitas; cuando llegaron a la altura el ramo se desarmó y mientras iban cayendo las flores comenzaron a cambiar de color se iban oscureciendo mas y mas hasta quedar completamente negras las flores volaban por el aire, hasta que todas cayeron sobre la tierra. 

En ese momento yo sabía que esas flores negras eran las naciones mas grandes del mundo, y que el juicio que Dios les envíaría sería igual de grande para todas ellas.
La nación que se me vino a la memoria en aquella hora fue EE.UU.  

Inmediatamente algo grande y terrible comenzó a suceder en la tierra. Escuché llantos y gritos de desesperación y de dolor de mucha gente, fuertes explosiones  y gran humo que subía al cielo, desde  mi lugar, se oia como  un gran estruendo y mucho ruido que surcaba los aires, parecía que la guerra había estallado; se sentían estampidos y bocinas como de emergencia. La gente corría de un lado a otro fuera de control era un caos total.

Yo sentí mucha pena y miedo por todo lo que estaba aconteciendo, se seguía escuchando como la gente entraba en pánico y gritaban y lloraban con gran dolor, las balaceras y disparos de armas militares se notaban en medio de las catástrofes. En medio de todo eso yo quería mirar lo que acontecía. Traté de subirme arriba de algo para ver bien lo que pasaba, pero aquellos varones no me lo permitieron. 

Me tomaron y me llevaron  hacia dentro de la casa donde estábamos y ahí me dejaron. Pero yo seguí insistiendo en ir a mirar; y ver lo que pasaba en el mundo; y de nuevo me dirigí hacia afuera, pero cuan grande fue mi sorpresa cuando al salir ví que los varones me habían franqueado la pasada, instantáneamente levantaron una muralla bien alta para que yo no pudiera pasar; y aun así yo quería ir a mirar, y traté de buscar como subirme por esa muralla, pero no lo conseguí. Así me tuve que quedar en aquella casa, al estar ahí sentía una gran paz y seguridad; parecía estar en una verdadera fortaleza, no tenía miedo ni tristeza, era como que si nada hubiera pasado.

En la sala observé al fondo por unos ventanales, unas praderas verdes muy hermosas, todo era limpio y ordenado, no había malezas, ni basura ni nada parecido, todo era perfecto, una gran luz llenaba toda esa extensión; los cielos eran de colores preciosos; yo pensaba emocionada en mi corazón, que ganas de ir a vivir allí, y decía ¿Cómo será vivir en un lugar como ese?.

Salí de mi asombro, por la llegada de unas mujeres vestidas con vestiduras blancas, andaban preparando la mesa de la sala; colocaron toda clase de cubiertos y servicios, se veía todo muy fino y muy limpio, ellas iban y venían hasta que ya faltaba solo la comida, vi el primer plato con una deliciosa comida, yo quería servirme ya. Aquellas mujeres irradiaban paz y amor, yo me sentía muy bien en ese lugar, y así deseaba continuar, ya no me acordaba de nada de lo que había ocurrido en la tierra. Todo había terminado para mí.

“Hice destruir naciones; sus habitaciones están asoladas: hice desiertas sus calles, hasta no quedar quien pase; sus ciudades están asoladas hasta no quedar hombre, hasta no quedar habitante”,  Sofonias 3:6
“Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados, por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra”. Isaias 24:4-6