Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

sábado, 22 de septiembre de 2012

¿Se puede beber con moderación?


NEPHO, sobrio, 1 Tim. 3:2; 2 Tim. 4:5


 Dice W. E. Vine, "NEPHO, significa estar libre de la influencia de productos embriagantes". Desde luego, se usa metafóricamente en el Nuevo Testamento, pero para que los evangelistas (2 Tim. 4:5) y ancianos (1 Tim. 3:2) sean sobrios metafóricamente deben ser totalmente sobrios físicamente.
 Hay bastante evidencia científica de que cuando una persona toma una cerveza o una copa de vino o un trago de whisky, ya no está totalmente sobria. El alcohol es anestésico. Produce la anestesia; desde la primera copa, hay una medida de privación de la sensibilidad. El juicio, el dominio propio, y las inhibiciones normales son afectados por una sola copa. El que toma no admitirá esto. Dirá, por ejemplo, que puede conducir su automóvil aun mejor después de una que otra cerveza, que puede hablar mejor, etc. ¡Así piensa él!
 Pero Dios dice, "Fornicación, vino y mosto quitan el juicio" (Oseas 4:11). Nadie puede negarlo, porque hay mucha evidencia de esto.
 Dicen las autoridades de tránsito que la mitad de los accidentes automovilísticos son causados por el alcohol, y que la mayoría de los que están involucrados en accidentes son "social drinkers" (los que beben socialmente). Es de lamentarse que se haya inventado la expresión "chofer borracho". Con esta expresión toda la culpa causada por el alcohol se limita al chofer que está tan borracho que tambalea y habla tonterías. Pero la realidad es que muchísimos accidentes son causados por los que no se clasificarían como borrachos, sino "social drinkers" (los que toman socialmente, los que toman "una que otra" con los amigos o compañeros).
 Porque el alcohol es una droga potente, un narcótico, un sedante, que llega rápidamente al cerebro para producir sus efectos. El alcohol es un sedante moral que deprime la conciencia y quita las inhibiciones normales. (Los tímidos comienzan a hablar, y aun a pelear; los que no cantaban ahora cantan, etc.). El alcohol quita los frenos impuestos por la conciencia, por el complejo de inferioridad y por otras inhibiciones. ¡Y lo hace desde la primera copa!

 Pregúntese con toda sinceridad, ¿por qué beber? La respuesta lógica es: "para obtener los efectos narcotizantes";

es decir, para calmar los nervios, para relajarse, para ahogar la tristeza (Prov. 31:6, 7), para ser más valiente (menos tímido), etc. Si no se sintieran estos efectos, no habría ninguna deseo de beber. Si los sienten, esto indica que hay una medida de intoxicación que produce los efectos deseados, desde la primera copa.
 Por lo tanto, el que toma una cerveza (o una copa de vino, o un trago de whisky) no está totalmente sobrio. Está un poco intoxicado.
 ¿Por qué se les prohibió a los reyes y sacerdotes el uso de bebidas embriagantes?

 Lev. 10:8-11, "Tú, y tus hijos contigo, no beberéis vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo ... para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, y para enseñar a los hijos de Israel todos los estatutos ..."
¿Será la obra del predicador (o la de todo hermano) menos importante que la obra de Aarón y sus hijos? ¿No necesitamos el uso completo de las facultades para discernir entre lo santo y lo profano?
Los ancianos (1 Tim. 3:2) y los evangelistas (2 Tim. 4:5) deben vivir "sobrios" (tanto física como metafóricamente).
 Prov. 31:4, 5, 30, "No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, ni de los príncipes la sidra; no sea que bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho, de todos los afligidos".
 ¿Cómo es posible que el tomar vino y sidra fuera una práctica mala para los reyes de Israel pero hoy sea una práctica inocente y aceptable para los evangelistas?

 ¿Quiere decir que la obra de los reyes de Israel era más importante que la obra del evangelista? ¡aun sin beber muchos evangelistas olvidan la ley, cuanto más cuando toman!
 El departamento de seguridad pública (de Estados Unidos) ha confirmado muchas veces que el "beber con moderación" (una que otra cerveza) es una causa mayor de accidentes automovilísticos. Para ellos no hay un mínimo de alcohol en la sangre que no sea peligroso. Dicen enfáticamente "If you drive, don't drink; if you drink, don't drive" (Si usted conduce automóvil, no tome; si usted toma, no conduzca auto). Hay letreros con este mensaje colocados en todas las carreteras. ¿Son predicadores con prejuicios contra el beber? No, la gran mayoría de los tales son hombres mundanos, pero han investigado miles y miles de accidentes y saben perfectamente que una sola bebida (una cerveza, una copa de vino o un trago de whisky) afecta el juicio. ¡El alcohol etílico es puro veneno para el organismo! ¿Por qué querrá el cristiano beberlo?

 ¿Por qué condena tan fuertemente el consumo del alcohol el departamento de tránsito? porque el juicio del conductor es dañado cuando toma. Su juicio se daña en cuanto a velocidad. Su juicio se daña en cuanto a frenar (cuándo y qué tan fuerte). Su reacción al peligro es más lenta. Su concentración no es tan completa. Aun la visión es afectada adversamente. Los hombres del mundo saben esto. Ha habido gran número de pruebas científicas de ello. Se explica esto en el manual que se tiene que estudiar para obtener licencia para conducir un automóvil.

 ¿Cómo es dañado el cerebro? El alcohol causa la conglutinación de la sangre. La hace más espesa e impide que fluya libremente a través de algunas de las células del cerebro. Estas células, privadas del oxígeno, mueren. Y el daño es permanente.

 No debemos darnos el lujo de perder tal posesión tan valiosa. ¡No conozco a ningún hermano que tenga exceso de células cerebrales, ni aun entre los evangelistas más capacitados! El alcohol destruye las células cerebrales. Esta verdad debe asustar a todo hermano o hermana que consuma el alcohol aun con mucha moderación.

Una cervecería en San Diego, California (The H. A. Lavezzi Company), despidió a dos choferes porque tomaron cerveza con su comida. No permite que sus choferes tomen ni una cerveza cuando conducen camiones de ocho toneladas. ¿Por qué? ¿Una cerveza le hace mal al chofer? La misma empresa que la vende cree que sí, y ellos deben saber. (Aun ocuparon un detective para descubrir este gran delito). ¿Sabe usted de alguna empresa que vende zapatos que haya despedido a sus trabajadores por llevar los zapatos de esa empresa?)
 ¿Qué dirá usted si observa al piloto de un avión tomar una cerveza (o una copa de vino o un trago de whisky) antes de iniciar el vuelo? ¿Qué dirá usted si observa al médico tomar una cerveza o una copa de vino antes de una operación quirúrgica? ¿Está bien que lo haga? Si no, ¿por qué no? Si el chofer de una cervecería no puede tomar y conducir un camión de ocho toneladas, o si el piloto no puede tomar una copa de vino o un trago de brandy antes de pilotar un jet 727, o si el médico no debe tomar un trago de ginebra antes de intervenir quirúrgicamente a alguna persona, explíquese cómo está bien que el evangelista tome antes de predicar un sermón o enseñar alguna clase bíblica. Es necesario ser lógico y consecuente en el modo de pensar.

 Hace poco durante una campaña evangelística en San Antonio, Texas (USA) el predicador tomaba leche durante su sermón. ¿Podía haber tomado una copa de vino o una cerveza durante el sermón? Si no, ¿por qué no?
El hermano M. Norvel Young predicaba en Nashville, Tennessee, cuando este servidor comenzó a predicar. Este hermano me ayudó bastante. Me animó en los estudios, y su testimonio era intachable. Aunque se fue con el lado liberal en la división sobre las instituciones y la iglesia patrocinadora, de cualquier manera, en cuanto a su vida personal fue por muchos años hombre ejemplar. Además sus escritos (mayormente los que salieron en la revista, "20th Century Christian") eran excelentes. He guardado varios de ellos.

 En el año 1969 este hermano comenzó a tomar una copa antes de cenar para relajarse. El creía como otros hermanos que una que otra copa o cerveza no hace ningún daño a nadie, sino que le puede beneficiar. Para esa fecha el hermano tenía grandes responsabilidades en la Universidad Pepperdine en California. También tenía problemas de salud. Desde luego este hermano que gozaba de tanta influencia en la iglesia estaba más que seguro que el alcohol nunca le haría daño.
 Pero a las 12:15 p.m. el día 16 de septiembre, 1975, el auto del hermano M. Norvel Young estrelló contra otro que se había detenido en un semáforo. En la explosión que resultó dos mujeres murieron y otra fue herida. La causa del desastre fue ¡el alcohol que el hermano había tomado!
 Este hermano se arrepintió y confesó su pecado, pero no puede dar vida a las dos mujeres muertas.

 El Sr. Wilson Thomas Turner, de Bradenton, Florida, estaba cerca de su casa, con el gran deseo de ver a su hijo, Randell, de doce años de edad. Estaba muy orgulloso de su hijo, ahora en quinto grado de la primaria. Antes de llegar a su casa vio casi como fantasma un niño en una bicicleta y oyó un golpe fuerte. Este padre de familia creía que amaba a su hijo, pero amó más la botella. La velocidad de su carro estaba elevada, pero el hombre era incapaz de juzgar tales cosas, y le costó su hijo. El padre podía arrepentirse y podía derramar lágrimas a chorros, pero no podía restaurar a su hijo. Lo mató, gracias al alcohol.

Fuente: .amigoval.com

1 comentario :

  1. sin duda alguna que el alcohol en cualquier medida tiene efectos nocivos para el organismo, al igual que el dormir demasiado, comer demasiado, leer demasiado, ejercicio desmedido, y todo absolutamente todo lo que voluntariamente hacemos para dañar nuestro organismo esta mal...pero no todas las definiciones "esta mal" son pecado...en el caso del vino es pecado cuando existe embriaguez, cuando ministraras, cuando de alguna manera afectas a terceras personas por mínimo que parezca, sin embargo el hecho de que para muchas personas sea o halla sido una atadura de la cual las libro Dios, no significa que sea pecado para otras...pues en la Biblia la palabra vino siempre se refirió a producto fermentado de la uva...no es cierto lo que muchos evangelistas dicen por justificar una doctrina que se refería a jugo de uva sin fermentar...de hecho el vino que prepara Jesús era vino fermentado y si no como explican el termino "el buen vino"...definitivamente que el vino es como una serpiente que si lo dejas sin cuidado o juegas con el te morderá y te dañara, no es recomendable beber vino, pero si lo haces, un copita o un aperitivo durante tus alimentos NO ES PECADO...aunque muchos insistan en justificar sus debilidades, haciéndolas cargas para otros, y de esta manera, creen que eso es santidad, están en un error… de hecho si alguien cree que beber vino es pecado para el lo será pues lo hace pensando que ofende a Dios.. si el comer o el beber es motivo para que tu hermano caiga no lo hagas delante de el, bien aventurado el que no se condena así mismo en lo que come o bebe
    frace de jesus…
    En el hebreo existen 8 términos distintos para el griego oinos como yayin, tyrosh, shekar, chemer, shemer, sove, yeqev y asis. Todos estos términos en las lenguas originales pueden significar el “fruto de la vid”, o sea, zumo de uvas no fermentado o mosto, o puede significar vino fermentado o alcohólico.

    Mike Hamer

    ResponderEliminar