Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

lunes, 6 de febrero de 2012

¿SEPARADO O DIVORCIADO?

El diseño de Dios para el matrimonio es que un hombre soltero y una mujer soltera se unan en un pacto de matrimonio hasta que la muerte los separe. Dentro de este marco de compromiso de por vida, los esposos pueden realizar la relación íntima y engendrar hijos en un entorno de seguridad al cual llamamos hogar.
El divorcio "repudia" lo que Dios ha juntado. Muchas veces, los divorciados desean haber sabido a tiempo el gran error que cometieron. Se ha dicho que la mayoría de las personas divorciadas se hacen ilusiones de que algún día se reconciliarán con su cónyuge.
La reconciliación puede ser más que una simple ilusión. Puede ser una verdadera esperanza. Cristo vino a  este mundo para que podamos ser reconciliados con Dios. Cuando nos reconciliamos con Dios cae el obstáculo mas grande a la reconciliación con otras personas. Dios le da el poder para vencer sus propias actitudes malas, como la malicia, el egoísmo, y el orgullo.
Cuando Dios quita esas actitudes malignas que existen en la pareja separada, libera a los dos para unirse de nuevo y comenzar a edificar su hogar. Aunque sólo uno de los dos entregue su vida a Cristo. Dios le da a ese la gracia de perdonar al otro. Esa gracia significa el poder necesario para soportar cualquier sufrimiento para su gloria. Sin embargo, la reconciliación tiene dos vías; si uno de los dos persiste en su vida de pecado, quizás no será posible la reconciliación.

Pero la reconciliación de la pareja no es la última esperanza para el divorciado. Dios tiene un lugar especial en su corazón para los que viven solos. La Biblia dice: "¿Estás libre de mujer? no procures casarte...el tiempo es corto; resta pues, que los que tienen esposas sean como si no la tuviesen....el soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de como agradar al Señor" ICor 7:27-32.
Nuestro Señor que nos enseñó de manera puntual contra el divorcio y las segundas nupcias, habló con ternura a los que se encuentran en una situación en la cual no es posible la reconciliación. El dijo: Hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba" Mateo 19:12. ¿que quiso decir el Señor con esto? Algunos consideran que las relaciones sexuales son un derecho. Otros que son una necesidad humana ¿es cierto eso? Jesús habla primero de los que nacen sin el impulso natural del sexo, pero que son personas muy normales. Después habla de otros que han sido sometidos a cirugías que ya no les permite realizar el acto sexual, por razones netamente físicos.

Jesús especifica un caso especial y muy cerca de su corazón. En el caso de la persona que por causa del reino de Dios escoge quedarse célibe o soltero. Es decir, Dios no está pidiendo algo imposible cuando dice que debe quedarse solo el que no puede reconciliarse con su cónyuge 1Cor 7:11.Es el requisito de Cristo para el que no puede arreglarse con su debido cónyuge.
El Señor dió dos alternativas, la primera: "Bástate mi gracia", y la segunda: "Pero a los fornicarios y los adúlteros los juzgará Dios" Heb 13:4. ¿quién es un adúltero? Jesús dijo: "Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella". En cambio, el que entrega su vida completa al servicio de Cristo y sacrifica el matrimonio y hogar antes de dar un paso en contra del mandato de Jesús, experimentará lo mejor que Dios ofrece en esta vida. Además le espera la vida eterna. Hay esperanza para el divorciado, y esa esperanza no consiste en casarse con otro sino en la reconciliación con Dios, y con el cónyuge si es posible, o lo que es mucho mejor quedarse solo para el Señor.

De Dallas Witmer tomado de Reaching Out.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada