Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

martes, 19 de marzo de 2019

Testimonio Impactante. Recasamiento no es de Dios

El arrepentimiento de un predicador de su nuevo matrimonio adúltero.


El testimonio de Jerry Miles Humphrey 

Nací el 30 de junio de 1872, a unas pocas millas al sur de Memphis, Tennessee, y pasé la primera parte de mi vida en y alrededor de esa sección. A la edad de diecinueve años me casé con una joven de diecisiete años. Ella era entonces una niña excelente. Unos cuatro años más tarde, nos mudamos a Chicago, Illinois, donde nos convertimos y santificamos, y vivimos una vida cristiana feliz por algún tiempo. Pero a medida que pasaba el tiempo, mi esposa se volvió fría e indiferente, y finalmente renunció a todos los escrúpulos religiosos, y entró en un pecado abierto y en una inmundicia que me obligó a separarme "dejarla a un lado", según Mateo 5:32. 

Sin embargo, permanecí soltero, después de haber recibido las instrucciones de la Biblia y de mis maestros religiosos, que si habían motivos bíblicos para rechazar a la parte impura, pero que no debía volver a casarme mientras ella viviera. Así que creía y enseñaba esto durante años, aun lo predicaba en los pulpitos. Pero luego, leí más sobre el tema y conocí a muchos hombres santos y devotos, a medida que avanzaba en la obra evangelística, que tenían más experiencia tanto en la Palabra como en el ministerio que yo, y que creían que había fundamento bíblico para volver a casarme por ser la parte inocente bajo mis circunstancias, tomando Mateo 19: 9 como autoridad. También vi en los reglamentos de todas las iglesias ortodoxas que reconocían el único motivo, es decir, Mateo 19: 9.

Entonces, después de sopesar el asunto en estas diferentes ideas, finalmente llegué a la conclusión de que estaba equivocado, y mis opiniones sobre el tema no eran escriturales. Así que confesé públicamente mi error y acepté la visión general del mundo cristiano, es decir, que había un motivo para que la parte inocente se vuelva a casar. Mateo 19: 9. Entonces, como era la parte inocente, después de vivir solo durante siete años, me sentí tan claro como el cielo para tener una segunda esposa, basando mi convicción en Mateo 19: 9. Sin embargo, algunos de mis amigos me aconsejaron diferente; Pero su consejo llegó demasiado tarde. Me casé y al día siguiente después de la ceremonia, me sentí extrañamente. No sentí esa claridad celeste. Me sentí un poco extraño de espíritu. Sin embargo, no me permitiría sentirme condenado, porque tenía (como pensaba) la Biblia de mi lado. Por lo tanto, llegué a la conclusión de que era solo el enemigo tratando de atormentarme. Pero, el Señor fue muy tierno y paciente conmigo, y aun bendeciría y derramaría su Espíritu sobre mí, sabiendo que ignoraba mi error.

Pero a medida que pasaba el tiempo, esta molestia se convirtió en algo constante; así que me aparté  unos días en oración y ayuno; en esos momentos mi cielo se aclaraba tan brillante como el mediodía, y todo estaba bien; pero cuando reanudaba la rutina de la vida, las cosas se oscurecerían nuevamente. Así que esto continuó durante unos cinco meses, de esta manera alternativa. Sin embargo, fui tan honesto como un ángel en el asunto, creyendo que tenía la más alta aprobación de Dios en el paso que había dado. Pero después de los primeros cinco meses de nuestra vida matrimonial, la cosa se convirtió en una verdadera duda; así que resolví apartarme en oración y en ayuno, para saber lo que Dios diría.

Primero quería saber si realmente había cometido un error, en tener un nuevo matrimonio luego del divorcio; y segundo quería saber si es que estaba mal, qué paso debía tomar para salir de el, ya que sin duda sería un gran obstáculo para los no salvos.

Sin embargo, estaba totalmente decidido a obedecer a Dios a pesar de los hombres o el diablo, incluso a pesar de la pérdida de todas las cosas, incluso de la vida misma. Así que vivimos una vida separada, durante dieciocho meses, esperando la mente clara e inconfundible de Dios, aunque poco de mi tiempo lo pasé en casa, ya que estaba comprometido en el trabajo de evangelización, con la bendición de Dios maravillosamente en mi alma.

Leemos en Job 33: 14-18 estas palabras: “Dios habla una vez, sí dos veces, pero el hombre no lo percibe. En un sueño, en una visión de la noche, cuando el sueño profundo cae sobre los hombres, dormita sobre la cama; entonces abre los oídos de los hombres y sella sus instrucciones ... Retiene su alma del pozo y su vida para que no perezca con la espada ". Verdaderamente, el Señor ha verificado esto en mi caso, ya que ha usado este método especial (junto con su palabra) de advertirme, instruirme y reprenderme desde que fui salvo.

Confieso que no se debe depender de todas las visiones y sueños, sin embargo, Dios tiene una manera de hacer que uno sepa cuando está hablando. Así que aquí le doy al lector, en sustancia, lo que Dios me dijo, o en otras palabras, algunos métodos que usó en mis sueños y visiones para hacerme saber que estaba equivocado en mi doble matrimonio de divorcio. No le obligo a nadie, solo lo reflexione, y le dejo que lo tomes por lo que vale. Debe recordarse que no recibí todo esto en una noche o en un mes, sino de vez en cuando, durante un período de dieciocho meses y más.

1. Primer sueño.

En la noche del 13 de abril de 1907, el Espíritu vino a mí en un sueño o visión, en la forma de un predicador eminente, que vive una vida excepcionalmente santa (sin embargo, no conozco sus opiniones sobre este tema), y citó claramente dos pasajes de la Escritura. El primero se encuentra en Isa. 52:11, “Vete, vete, vete de allí, no toques nada inmundo; salid de en medio de ella; Sed limpios los que lleváis los vasos del Señor ”. El siguiente pasaje en II Cor. 7: 1, "Teniendo, por lo tanto, estas promesas, muy amados, limpiémonos de toda inmundicia de la carne y el espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios". Éstos vinieron, no como otros sueños insulsos, sino que fueron estampados en mi corazón y en la mente por el poder invencible del Espíritu. Por lo tanto, nunca podría jamas olvidarlos.

2. Segundo sueño.

El 28 de septiembre de 1907, en mi sueño, me encontraba en la acera de una calle solitaria. No vi a nadie a la redonda. Pero de repente, un ser de otro mundo descendió y se sentó en la parte superior de un edificio al otro lado de la calle donde yo estaba, y comenzó a hablar en voz alta, clara, emocionante y terrible, que me llenó de terror, porque no solo parecían palabras, eran como flechas que se clavaban fuerte en mi alma. Él habló de la siguiente manera:

“Hay alguien en esta comunidad que rechaza la luz dada por Dios, y si no se detienen, Dios los enviará al infierno para siempre. Él me ha enviado a advertirles. Ahora puedes hacer lo que quieras sobre este asunto. ¡Te lo he advertido, adiós!

Después que terminó de hablar, se transformó a la semejanza de un ave grande y ascendió al cielo. 

Inmediatamente me desperté, lleno de confusión, terror y convicción, más allá del poder del lenguaje para describir. Se lo conté a mi esposa y le dije que Dios no estaba contento con nuestro matrimonio. Pero ella no parecía verlo bajo esa luz, de ahí que las triste noticia casi rompieron su corazón. Así que no la pude dejar entonces, ya que quería asegurarme de que Dios estaba hablando, y no el enemigo. Así que decidí orar para que Dios lo aclarara aún más. Sin embargo, seguimos viviendo limpios y separados.

3. Otra noche vi en mi sueño un gran bote blanco en el mar

(que creo que representaba la manera segura de la Biblia) pero dejé este bote y tomé un pequeño bote estrecho (que creo que representaba ese pasaje aislado de las Escrituras , Mateo 19: 9, que es el único pasaje de la Biblia que parece dar fundamento para el matrimonio por divorcio, y se alejaba rápidamente del gran bote salvavidas. Y a medida que avanzaba, mi pequeño bote se hizo incontrolable y saltó rápidamente sobre las olas enojadas y turbulentas, hasta que comenzó a hundirse gradualmente, y bajé a una tumba acuosa. Me desperté con un sentido del disgusto de Dios por los matrimonios de divorcio. Pero como quería estar seguro, y no cometer otro error, decidí mantener el asunto ante Dios, para obtener su guía clara e inequívoca.

Quiero decir aquí mismo, por extraño que parezca, Dios mantuvo su bendición en mi alma, porque sabía que quería conocer su voluntad y lo haría. Por lo tanto, la paciencia que tuvo conmigo para convencerme de lo incorrecto de este asunto, fue algo maravilloso. 

El gran problema era, que fuese un pecado tan legalizado, entre casi todas las clases, incluso las personas más estrictas y devotas de la tierra (con algunas excepciones), que me era difícil renunciar e ir en contra de las palabras suaves y argumentos plausibles sobre el tema. Vi claramente que si aceptaba la forma en que Dios estaba sosteniendo, tendría que tomar una postura firme contra la mayoría de los predicadores y maestros de santidad de nuestros días. Otra cosa que hizo tan difícil tomar la forma en que se sostenía el Espíritu era que no quería ser de doble animo, es decir, había conocido esta luz sobre el tema del divorcio antes, y fui guiado por profesores poco profundos para que renunciara; pero a pesar de este hecho, Dios me mostró que tenía que tomar su manera clara e intransigente, sin importar lo que los hombres o los demonios dijeran. Es mejor girar mil veces y tener razón, que nunca girar y equivocarse.

4. Cuarto sueño.

En otra noche, en mi sueño, me vi tomados de las manos con mi segunda esposa, caminando por un camino ancho de azufre en el infierno, y al pasar por un gran vestíbulo vi a una multitud de hombres sensuales, todos vestidos de negro y con sombreros de seda. . Todos estaban dedicando tiempo a una banda de música, agitando pancartas universitarias y cantando este coro:

¡Al fin en el infierno! ¡Por fin en el infierno! 
Y la tierra y todos sus placeres pasados. 
¡Por fin en el infierno! En el infierno al fin: 
Por cierto, sí, el dado está echado.

Y frente a estos hombres había una docena de grandes cerdos negros (emblemas de inmundicia). Y ellos estaban agachando sus orejas y encogiéndose con la música. En esto, Dios me mostró que había seguido a las multitudes sensuales, inmundas y complacientes de la tierra, en este asunto del matrimonio de divorcios. Con esto me desperté con esa horrible imagen que ardía en mi cerebro y esa música infernal resonando en mis oídos.

Pero como era tan difícil hacer otra confesión pública, y decir que me había equivocado al volver a casarme, mientras que aun vivía mi ex esposa, pensé que quizás eran solo sueños, y que sería mejor que orara un poco más antes de hacer lo que parecía un paso tan fatal. Así que decidí pasar algunos días más en ayuno, y algunas noches más en oración ante Dios, para conocer la verdad inequívoca sobre el asunto.

5. Quinto sueño.

Un día, mientras estaba completamente solo en el salón de la casa de un amigo, en una ciudad del este, (mientras contemplaba tomar esta horrible cruz), parecía que un espíritu glorificado descendía y me cantaba el siguiente coro. (Nunca escuché las palabras o la melodía hasta entonces):

"El cielo es barato a cualquier costo, 
Gana sus puertos o todo se pierde; 
Porque la ganancia terrenal es sólo escoria. 
Y nada tiene valor más que la cruz ".

Y con esta canción, parecían venir una serie de exhortaciones de Wesley, Fletcher, Pollock y millones de santos glorificados que me decían: "Gana el puerto del cielo a cualquier costo".

Durante varios días después, una fusión celestial inexpresable estaba sobre mí, y esa canción angelical resonaba en mis oídos. Desde entonces, puse música a la canción y la puse en nuestro libro de canciones, "Revival Fire In Song". 

Después de este mensaje invencible, no solo estaba convencido de que el matrimonio por divorcio estaba mal, sino que también estaba completamente convencido de que teníamos que separarnos por completo. Entonces empezamos a planear y trabajar para ese fin. Sin embargo, seguimos orando por evidencias aún más claras para que en años posteriores no haya nada de lo que arrepentirse por haber dado este paso de separación. Por supuesto, después de que muchos de nuestros amigos y hermanos se enteraron de que habíamos decidido separarnos, vinieron a nosotros, por carta o en presencia, y trataron de razonarnos por nuestra convicción, etc., definiendo qué significaban los divorcios, y explicando lo que Jesús debe haber querido decir, etc. Tenían buenas intenciones, pero sus argumentos eran demasiado superficiales para seguir adelante por la eternidad. Vimos a una mujer morir en esta trampa de divorcio. Era una buena mujer cristiana, y también profesaba santidad, pero nunca antes hemos visto un ser tan angustiado, desolado, que se haya olvidado de Dios antes o después.

¡Oh, amigos! No podemos permitirnos tomar una posición dudosa con respecto a nuestro bienestar eterno. Los predicadores y las personas no nos pueden convencer con ideas falsas del infierno.
Así que mi consejo para todos es, tomar el camino mejor. Por supuesto, puede ser el más impopular y puede traer mucha persecución, pero después de todo, es el camino más seguro hacia las puertas eternas.

6. Sexto sueño.

Una noche, en mi sueño, dos predicadores vinieron a mí (uno era como San Pablo). Y mientras estaban cerca de mí, el otro predicador me leyó en un papel que tenía en la mano lo siguiente: "Estarías bien si no fuera por ese matrimonio de divorcio". Ante esto, desaparecieron, y Me desperté con estas palabras horribles que sonaban en mi oído: "Estarías bien si no fuera por ese matrimonio de divorcio". Y mientras estaba acostado pensando en estas palabras horribles, una sensación extraña me invadió, como si fuera la muerte. Estaba consciente, pero no podía hablar ni moverme; y mientras luchaba y me esforzaba por liberarme, encontré algo que me retenía rápido: y Dios parecía hacerme esta pregunta: "¿Cómo te gustaría que esto fuera la muerte, y te amarras en ese matrimonio de divorcio?" Mientras yacía allí y luchaba por todo lo que podía ver, llenando todo el horizonte de mi mente, estaba: "Ese matrimonio de divorcio". A partir de esto, Dios me hizo ver que un alma no podía permitirse ir a su lecho de muerte. con la menor convicción en su corazón, o una sombra de duda en su experiencia.

7. Séptimo sueño.

La noche siguiente, en mi sueño, estaba parado en un gran patio completamente solo; y mientras estaba de pie, parecía que Dios estaba tan enojado conmigo debido a mi matrimonio de divorcio, que una gran corriente de rayos cayó del cielo y corrió al suelo para encontrarse conmigo. Me levantó literalmente, y me llevó unos treinta pies a un gran montón de fuego que ardía en el suelo, y me retenía en esas llamas. Cuando desperté, todavía parecía estar en llamas. Incluso la cama parecía caliente con esas llamas iracundas. Y cuando estaba despertando, escuché estas palabras de esa avalancha de relámpagos: “Prepárate para encontrarte con tu Dios”. Esto ocurrió mientras estaba en otra ciudad. Fui a casa y se lo dije a mi esposa, y acordamos separarnos.

Desde que lo hicimos, me siento tan claro como un ángel. Y estoy completamente convencido de que los matrimonios de divorcio están mal; no importa si cada predicador en el universo dice que no lo son. He estado en el infierno (por así decirlo) durante casi dos años por escuchar a falsos maestros. Oh amigo ¡No te dejes engañar por ningún predicador o maestro! ¡Está mal más allá de toda sombra de duda! Si tuviera la voz de un arcángel, la emitiría de polo a polo. ¡Estuve a punto de perder mi alma al escuchar a estos falsos maestros, en lugar de a Dios! Por supuesto, muchos de ellos son hombres cristianos buenos y bien intencionados, pero solo están dando sus opiniones y también lo que ese pasaje aislado en Mateo 19: 9 parece significar. 

Estuve atrapado en esa trampa, pero Dios ha estado arrojando luz y convicción sobre mi alma durante casi dos años, tanto de noche como de día, haciéndome saber y sentir que estaba mal. No estoy escribiendo lo que pienso, sino lo que sé positivamente; y estoy dispuesto a sellar este testimonio con mi sangre. Sé de lo que hablo. Y no importa cómo las conferencias o las predicas de la iglesia pueden ayudar la conciencia de las personas para dormir, diciéndoles que pueden recasarse aunque todavía viven sus esposos o esposas; están equivocados, y las almas a quienes engañan lo descubrirán cuando la eternidad se descubra, si no antes. Agradezco a Dios que mantuvo la convicción y la luz que fluía del cielo sobre mi alma hasta que entré en ella, a pesar de todos los falsos consoladores que proclamaban Paz, Paz: cuando no había paz; solo el miedo y la terrible incertidumbre.

Ahora, preciosa alma ¿tomará el consejo de alguien que ha actuado por ignorancia pero que ahora entiende, y nunca, nunca contraerá un matrimonio de divorcio bajo ninguna circunstancia? Y si ahora estás en uno, y amas tu alma, y ​​quieres ganar el cielo, sal de ahí: incluso a costa de todas las cosas, o de lo contrario te arrepentirás por toda la eternidad

Fuente: http://www.cadz.net/humphrey.html