Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

domingo, 3 de junio de 2018

Sueño profetico y apocaliptico

Hna Sheyli Nohemi de Leon Reyes

Que mi Dios Todopoderoso tome el control de mi vida y de quienes recibirán esta palabra.

Dios me ha dado un sueño y para él sea la gloria.


Yo estaba en un lugar espacioso en un granero, el grano que vi que trabajaban era trigo. Con unos rastrillos alzaban el trigo, era una cosecha terminada, veía montañas alrededor, y a unos que trabajaban en el campo. Yo platicaba con una amiga, cuando el cielo se abrió y vi a lo lejos como un enjambre de avispas.

Conforme se acercaban hacían un ruido tremendo, y poco a poco bajaban, y en un momento se dispersaban a una altura como de un poste de luz.

Al mismo tiempo yo me vi subiendo, como si la tierra llevaba mis pies hacia arriba, para que yo viera lo que iba a suceder. Entonces veo a ese enjambre en los aires, eran como unas bestias jamás vistas, el cuerpo era como de los caballos, y la cola como de escorpión, la punta de la cola como un triángulo con punta, el pelo como de mujer y el rostro como humano, pero sus ojos eran todo negros, como un hoyo profundo de oscuridad, tenían alas muy largas, que cuando aleteaban su zumbido era tremendo.

Después que Dios me permite ver esto, yo veo a los hombres del campo, que sus corazones estaban como muertos, no había misericordia en ellos, estaban ciegos de pecado, como que no sabían lo que estaba pasando, de repente vino una de esas bestias, y les clavó su aguijón en la espalda, y los hombres cayeron postrados con los brazos extendidos. El Espíritu Santo me dice: “Que sólo los que tengan unción de Dios, no serán tocados. Y los hijos de mi Padre serán librados.”

Luego veía como la gente corría y corría de un lado a otro y en eso desperté, no podía abrir mis ojos, llamé a mi hija, y le digo alcánceme hoja y lápiz, antes que se me olvide, pues a mí me estaban robando mis sueños, y dediqué una semana de oración y esta fue la respuesta.

Y la dibujé, termino de dibujarlo y el Espíritu Santo me dice que busque en el libro de Apocalipsis, y yo no sabía el capítulo. Y empecé a leer el libro, y no me había dado cuenta que me pasaba capítulos, y luego mi hija iba para la escuela, y le dije que recargue mi celular, lo voy a buscar con esa descripción. Y lo busqué y lo encontré en Apocalipsis 9:1-12. Léanlo por favor hermanos, es muy importante.  Lo logré encontrar, y mis redes volvieron a terminarse. Y se suponía que mi hija acababa de recargar, pero me llevo la sorpresa que cuando ella regresa, me abrazó y me dijo: “Mamita, disculpe mamita, se me olvidó recargar su celular.” Y yo dije el Señor permitió que yo tuviera saldo sólo para encontrar lo que Él me había dado. Más o menos lo dibujé, este fue el personaje que vi. La mancha negra que se ve de lado de la cabeza, es un enjambre de ellos, que se esparcían por todos lados a dañar a los hombres.

Fuente: https://www.facebook.com/sheylinohemi.deleonreyes.1

No hay comentarios :

Publicar un comentario