Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

viernes, 28 de octubre de 2016

¿PUEDO PERDER MI SALVACIÓN?

Revelación de Dios hna Noemy R.


En la Biblia descubrimos que para Dios lo más importante es la salvación del alma. 

Jesús lo dijo: Porque ¿que aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O que recompensa dará el hombre por su alma? Y por medio del apóstol Pablo nos advirtíó ¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? Hebreos 2: 3 La Salvación es un don de Dios y es una de las bendiciones mas grandes que el Señor nos ha concedido tener por su gracia y su gran misericordia. Pero la podremos heredar solo si somos fieles hasta el fin. Y si alguno se extraviara del camino y vuelve arrepentido, el Señor le perdonará.

Esta es la revelación que el Señor me entregó.

En aquel tiempo me encontraba lejos del Señor y de la iglesia. (porque fui calumniada y puesta al vituperio, por mis propios hermanos y pastor, lo que no pude resistir y me fui con una gran tristeza al ver la hipocresía del pastor y de los hermanos) Después de eso yo no oraba ni leía la Biblia, sólo me mantenía en la fe íntima de mi corazón, esperando que algún día algo ocurra que solucione mi problema espiritual. Durante ese tiempo practiqué el pecado y aunque no lo quería no lo pude evitar. Al final de ese período, y estando aún sin retornar a la casa de mi Dios, tuve esta tremenda experiencia que jamás podré olvidar.

De momento aparecí en un lugar muy arriba en las alturas de los cielos. Allí me encontré sobre algo que me sostenía en la inmensidad del espacio. No sabia porque estaba ahí. De repente algo comenzó a suceder, sentí moverse mi cuerpo como que me estaba separando de aquello donde yo estaba; en ese instante vi una mano blanca y grande que me sostenía pero ahora me estaba soltando y me estaba abandonando dejandome sola en el aire. Comencé a caer al vacío. 

Entonces entendí lo que me estaba sucediendo -Yo estaba dentro de la mano de Dios y ahora el Señor me había abandonado por cuanto yo estaba lejos de su camino  y no estaba haciendo su voluntad-

Me llené de miedo y de espanto y una gran tristeza inundó todo mi ser.
Cuando me vi sola cayendo en esa inmensidad supe que ya mi Dios no estaría nunca más conmigo, una terrible soledad inundó mi alma, y se apoderó de mí un espantoso dolor insufrible. Todo mi cuerpo me dolía, y por dentro sentía un pesar muy grande, mi cuerpo y mi alma, sufrían un tormento interminable; yo pensaba que ese sufrimiento nunca acabaría. Cuanto mas caía en ese vacío mas lejos me sentía del Señor, ahora podía entender lo terrible que era estar separada de Dios y sin su misericordia. Cada vez sentía mas miedo y mas dolor. En un momento comencé a pensar en el infierno, aunque no sabía como sería ese lugar; nunca había experimentado un pánico tan grande.

 Me sentí perdida y sin ninguna esperanza.

Fue el instante de mi mayor agonía, y en esa misma hora sentí el deseo de clamar al Señor que tenga misericordia de mi. Sabía que era demasiado tarde, y que lo que a mi me ocurría era justo, pues la única culpable era yo. Llorando y con mi alma desgarrada le pedí perdón al Señor, le supliqué con todo mi ser que perdonara todos mis pecados porque ahora comprendía lo que era hacer su voluntad y yo estaría dispuesta a volverme a él para siempre.

En medio de mi llanto y dolor mire hacia donde iba y vi que me acercaba como sobre la tierra, en ese momento me detuve y quedé suspendida como esperando algo. Al frente en esa parte había como una caverna, la estaba observando cuando no supe cómo fui llevada hacia el interior de ese lugar. Allí todo era oscuro. Era una entrada del infierno. La tierra era seca y habían unas pequeñas luces que avanzaban hacia adelante. Supe que una de esas luces era un familiar que vivía en la tierra y que estaba allí porque también estaba descarriado y era desobediente al Señor. Me dio pena y quise ir a sacarlo, pero no pude. La pequeña luz seguía avanzando más y más hacia adentro de ese lugar con otras luces; yo no quería estar allí. Todo era tristeza y desolación. Estaba mirando eso cuando salí de allí  y me encontré en mi casa al anochecer.

Entonces le dí las gracias a mi Señor porque me había perdonado y me había dado una segunda oportunidad. Inmediatamente no fui corriendo para una iglesia, pero al cabo de un tiempo, el Señor mismo vino a sacarme de la vida hostil que tenía y a cambiar mi vida de una forma maravillosa. .
Toda gloria y honra es para el Señor mi Dios que me rescató y me salvó de la perdición eterna, Aleluya.

Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor. Fil 2:12

jueves, 20 de octubre de 2016

Los cristianos modernos de Occidente.

Cristianos que todo lo tienen pero son vagos.


En América tenemos una gran diferencia con los cristianos de los otros continentes, de las otras naciones, y de los pueblos; vivimos en países y ciudades donde hay de todo, siempre se conseguirá para todas las necesidades básicas y se podrá tener aun más. Vivimos en un mundo donde tenemos todo al alcance de nuestras manos. Las diversiones, el entretenimiento y el ocio, forman parte de nuestra cultura americana, la población en derredor nuestro, siempre está buscando nuevas formas de vivir, y de pasarlo bien; de comer, de ver nuevas películas, tener mejores autos, nuevas conquistas, y más diversiones y ocios, y es aquí donde vivimos, y lamentablemente muchos se han ido contagiando de esta forma americana de vida.

Sin embargo, existen otros cristianos en otros lugares del mundo, donde ellos solamente encuentran descanso en la oración y acuden todo el tiempo al refugio a orar para olvidar el hambre y la miseria o para aminorar el dolor de la persecución.

Los cristianos de nuestros paises, no tienen hambre porque están saciados y poco cansados, tienen tantos bienes materiales, que pueden darse el lujo de pasar muchas horas en la ociosidad, tienen que luchar mas bien para desconectarse del entretenimiento de la tecnología, de la televisión y de internet, para estar a  regañadientes en el  Espíritu, y acudir al lugar secreto a orar, Los Cristianos de otros continentes tienen temor de dejar la protección del Señor y se mantienen continuamente orando con angustia y dolor por todas las pérdidas que sufren, que muchas veces es por su fe en Jesús. Sobre todo en esos países donde hay gran persecución como India, Irán Siria, Pakistán, China, Rusia, etc.

Aquí existen algunas poblaciones donde hay persecución y nuestros hermanos son perseguidos y despojados, algunos heridos y golpeados, pero son muy pocos los lugares en donde esto sucede. Mientras más al norte del continente vamos, las personas viven una vida más desahogada, con menos preocupaciones y muchos están con la vida económica resuelta o con la seguridad de que nunca perderán sus hogares, pues la forma de gobierno y la riqueza de su país es casi una garantía de que tendrán casa, auto, comida, ropa y ahorros, y todo lo demás; mientras que en otros continentes, los cristianos lo han perdido todo. Muchos pierden su vivienda, sus pertenencias, sus hijos, sus hijas y hasta su cónyuge, la comida es escasa y para conseguirla deben arriesgarse a recibir hasta un tiro poniendo en riezgo sus vidas.

Nosotros los cristianos de américa, deberíamos tener a lo menos una actitud de total humildad hacia Dios ya que nuestros hermanos de otros países donde al declararse cristianos les puede causar la muerte o el despojo de todo sus bienes que poseen, en ellos, allí si se entiende EL RIESGO DE BAUTIZARSE, de usar distintivos de Cristiandad, faldas largas, velos o traer la biblia, porque eso hace que de inmediato los ojos de los inconversos y enemigos se posan sobre ellos y probablemente le den con un palo en la espalda por atreverse a mostrar su cristiandad.

Da tristeza ver la cristiandad de américa, donde muchos predicadores se han enriquecido, y se compran trajes de marca de $500 dólares, autos de lujo y mansiones que no debieran haber comprado jamás por dignidad y respeto a los pobres de la tierra. Cristianos que se toman fotos, exhibiendose con su ropa nueva, con sus accesorios y con la abundancia en la que viven, ¿Es pecado tener bienes?claro que no, no lo es, pero si lo es el ser presuntuoso y exhibir una vida cómoda y de total felicidad, lo cual hace pensar que no se tiene conciencia ni contacto con los pobres, y que no han visto a los enfermos, que no han acudido a los lugares que le recuerden que su vivienda es cómoda y lujosa, comparándola con las que tienen los pobres de la tierra.

No es criticar, pero hoy vemos las fotos de los perfiles que muchos llamados cristianos tienen en sus páginas, entristece y da dolor ver como algunos cristianos suben y suben fotos cambiando de ropa y escenarios extremadamente bien presentados, en sus coches nuevos de lujo, con sus nuevos celulares, con sus nuevos vestidos, comiendo, paseando, en la playa, en los hoteles lujosos de descanso y entonces surge la pregunta, ¿en verdad se compararán con sus hermanos necesitados de la tierra?
¿En verdad eres una mujer o un varón santo, consagrado y devoto a Dios? ¿En verdad vives en santidad y te entregas con devoción a la oración e intercesión al Altísimo? ¿Cada vez que vas a comer, piensas en tus hermanos pobres de la tierra y le pides a Dios que les de sus alimentos también a ellos?

Cristianos de la tierra que pueden darse el lujo de pagar $20 $30 dólares por una sola comida, con vinos y postres que todo junto es como pagar 40 0 50 dólares por persona?, No es para condenar, sino para que recordemos que hoy por hoy tienes la fortuna de estar en un país donde no te persiguen físicamente ni violentamente por ser cristiano, pero deberías comportarte como un verdadero cristiano, viviendo con temor y temblor delante de tu Rey, sabiendo que hoy este día tienes hermanos en la fe que probablemente no han comido, pastores que andan predicando con sudor y fatiga en transportes públicos o con un auto muy económico y descompuesto, viviendo con un sueldo que no alcanza ni para pagar una renta de $200 dólares al mes, con ropa usada y regalada, sin seguro social, sin aguinaldos, sin reparto de utilidades, con hambre, cansados, enfermos, soportando los problemas de cada día y las opresiones del enemigo, con burlas y pruebas cada día y tú mi querido hermano, de que manera le estás sirviendo  Señor? 

Da tristeza ver la cristiandad de los últimos tiempos, algunos dicen que pronto serán arrebatados, me pregunto si en verdad serán tomados o más bien dejados, ya que no parece que estén activos evangelizando, humildes, quebrantados, humillados bajo la poderosa mano del Señor, sino más bien parece que están sobrealimentados, sobre prosperados, sobre adornados, muy sensuales, maquillados, con peinados ostentosos, usan faldas largas pero entalladas, enseñando igual su anatomía aunque cubierta pero entallada. Hoy observamos con tristeza que nuestros hijos ni se imaginan que en otros países los hijos de nuestros hermanos no preguntan ¿qué hay para desayunar? sino que lloran de hambre, de miedo y muchos han perdido a sus madres.

Me pregunto, ¿será que en el cielo podremos darnos esos aires de ser muy espirituales? ¿Cuando estemos frente a esos cristianos pobres, enfermos, despojados, atribulados, humillados, asesinados, mutilados, despojados, vejados, pobres en espíritu? O ¿seremos avergonzados y será que resistamos la mirada del Hijo de Dios sabiendo que muchos ni siquiera cierran sus ojos con verdadera gratitud delante de sus abundantes platos de comida y nunca oran con verdadera gratitud a Dios delante de los inconversos porque les da vergüenza que los vean dar gracias a Dios por sus alimentos?

1 Pedro 5:8 Sed sobrios y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar

Cada vez es más común encontrarse con cristianos.

Que no oran Job 22:26-28 y 33:26-28 Salmo 5:2 Lucas 11:1 
Que no lloran delante del Señor Joel 2:17 Esdras 10:1 Salmo 126:6 llorar ente Dios) 
Que no interceden Éxodo 32:32, Rom 8:26, 27 y 34 Tu eres responsable de Interceder por tus hijos, por tu esposa, por tu ex esposa, por tus padres, tu puedes ponerte entre Dios y los pecadores y hablar a Dios de ellos para que no les tome en cuenta sus pecados y los alcance Hechos 7:60 Que no toman su cruz Lucas 9:23 y 14:27, 
Que no aborrecen el pecado Salmo. 97:10, Amos 5:15, Romanos 12:9
Que son casi iguales a los inconversos Gálatas. 5:16
Que viven como si Dios no existiera. Jeremías 7:11
Que aman demasiado al mundo. 1 juan 2:15, Génesis 6:8
Que buscan la riqueza de la tierra. Mateo 6:19
Que aman la vanagloria y la recompensa. Fil 2:3 y 1Juan 2:16
Que no aman a sus hermanos en Cristo, ni les importa a los caídos.
Que son chismosos envanecidos y soberbios.
Que no les gusta servir, solo les gusta recibir y ser servidos. 

¿Dónde están los cristianos? 
Que viven ocultos en Dios y rodeados de su Espíritu. Que viven sepultados en la oración. Que viven en el ruego y en la  comunicación continua con Dios. Que se niegan a si mismo y que ayudan a los débiles. Que observan en la iglesia en que pueden ayudar. Que toman la carga de la iglesia como si fuera su responsabilidad. Que están dispuestos a ser rechazados y burlados por predicar a Cristo. Que se esfuerzan y agotan  peleando las buenas batallas de la fe. Que  arrebatan el reino. Que luchan por ganar un alma y se convierten en maestros con sus nuevos discípulos. Que enseñan a los que nada saben de Dios.

¿Por qué no buscamos nuevos discípulos y le enseñamos a conocer a Dios y a caminar en santidad y a arrepentirse y ponerse a cuentas con Dios? 

hoy tenemos congregaciones con cristianos que solo quieren ser ministrados a pesar de que ya llevan años congregándose, cristianos que no se quieren comprometer a servir a Dios en nada, solo van los domingos a recibir bendición y nada dan al Dios que los ha salvado de sus inmundicias. Iglesias que están repletas de gente orgullosa, que confían en sus obras pasadas, que no saben recibir reprensión, que creen saberlo todo y que nadie puede enseñarles nada, que se enfurecen cuando algún siervo o sierva los exhorta y los amonesta no pueden contener su cara de enojo al ser reprendidos, orgullosos y egoístas que solo piensan en ellos y no saben hacer Justicia, Misericordia y a ser Humildes ante Dios.

En nuestros países tenemos abundancia de pan y ociosidad, pero no fue así como comenzó Sodoma y Gomorra a caer en actos reprobables, hasta que su maldad subió delante de Dios, y sabemos el resto de la historia. Despierta hermano, despierta.

Iglesia sal a las calles a evangelizar, busca a un débil y ayudálo, aconséjalo, apóyalo, discípulalo, instrúyelo, ora por Él, encáminalo, toma tu responsabilidad, deja de pensar en ti, entrégate al servicio de Dios, Tú no eres lo más importante solo eres un humano descompuesto por el pecado al que Dios recogió del suelo y lo restauró. Despierta Iglesia, despierta. que el tiempo de Dios se acaba.

Fuente: Nico Aguirre G (Facebook)

jueves, 6 de octubre de 2016

Luchas con tu esposo no creyente

Cómo ganar a su esposo no creyente – John MacArthur


“Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 

Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor;de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” 1 Pedro 3:1-7 

Ahora Pedro está escribiendo a algunos cristianos, los cristianos que han sido esparcidos y se encuentran bajo ciertas persecuciones… animándolos sobre cómo vivir en medio de una sociedad hostil, cómo “os conducís” en un mundo que se establece en su contra…

Ahora lo fundamental es esto, que si vamos a tener un testimonio ejemplar en un mundo hostil, y si lo vamos a usar para ganar almas para Cristo, entonces nuestras vidas deben ser determinadas por ciertas características básicas… Ahora Pedro dice que vamos a estar atrapados en un mundo hostil y ese mundo hostil se manifestará en todas las relaciones sociales de las cuales hay tres primarias … el gobierno, el lugar de trabajo y la familia. Estos son los tres entornos sociales en que vivimos, que van desde el mayor hasta el menor. El mayor ambiente social en que vivimos es aquí en Estados Unidos de América, y por tanto, somos responsables ante ese gobierno, el gobierno del estado, de la ciudad y de los municipios locales, etc. La arena al lado de la relación social en la que vivimos, es nuestro lugar de trabajo. Tenemos la responsabilidad dentro de nuestro trabajo de someternos a los que tienen autoridad sobre nosotros. El más pequeño en la ubicación de nuestro compromiso social es la familia. 

La línea de fondo en nuestro testimonio en esta sociedad en que vivimos es la sumisión. Esa es la palabra clave. Usted se dará cuenta que también en el versículo 7 dice: “Vosotros, maridos, igualmente,” y también recoge la misma idea de la sumisión. Ahora bien, este es un concepto muy básico y esencial. Si vamos a tener un impacto en nuestra cultura, debemos someternos al orden social, a la estructura social y los patrones sociales que Dios ha diseñado. No podemos ser rebeldes. No podemos exigir nuestros derechos. No podemos sentirnos superiores a orden social…

En otras palabras, tenemos que demostrar que no somos rebeldes, ni problemáticos. No somos superiores. No somos indiferentes al orden de la sociedad. Somos sumisos. Somos ciudadanos modelo, empleados modelos, sumisos a nuestros jefes con todo respeto si son buenos y afables, o si no son razonables. Y ahora llegamos a esta tercera y más pequeña de la responsabilidad social … la familia. Y la pregunta es: ¿Qué hacer cuando una mujer está casada con un esposo inconverso? ¿Qué hacer cuando el marido está casado con una mujer que no es salva? ¿Se siente superior? ¿Tiene que ser él, su señor? ¿Él la tratará con indiferencia, porque no es ciudadana del Reino? ¿Y qué hace? ¿Rechaza su autoridad, porque no es un marido cristiano, porque ella tiene otra autoridad, Cristo? ¿Exige sus derechos, tanto físicos como espirituales, porque ella ha sido salva? ¿Cuál es la responsabilidad de cada cónyuge, al casarse con un incrédulo?

El contexto de este pasaje es ¿Cómo puede un cristiano vivir en una sociedad no cristiana? ¿Cómo puede un cristiano trabajar en un lugar no-cristiano? ¿Cómo puede un cristiano vivir con una pareja no-cristiana?… Ahora recuerde, hemos de vivir de cierta manera en nuestra sociedad … ¿por qué? … Para que la gente observe nuestras vidas, y glorifiquen a Dios en el día de la visitación (1 Pedro 2:12) En otras palabras, puedan ser salvos…

“Asímismo”… “De la misma manera” ¿Qué quién?… que los empleados se sujetan, las esposas sean sumisas … Hay que tomar el lugar de subordinado a la dirección y la jefatura del marido. Este es el designio de Dios para el matrimonio. Las mujeres no son inferiores en su carácter. Ellas no son inferiores en inteligencia. Ellas no son inferiores en virtud. Ellas no son inferiores en la espiritualidad. Ellas no son inferiores en talento. Ellas no son inferiores en un período de camino. A ellas se les ha dado simplemente un papel que las pone en el lugar de sumisión al liderazgo que está a cargo de su marido. 

“Estad sujetas a vuestros maridos.” siempre dice que es a su propio marido, siempre el pronombre posesivo está ahí… habla de la intimidad y la unión del matrimonio. “Para que también los que no creen a la palabra” la razón de la sujeción es para que “ya que son desobedientes a la Palabra”, se supone que es el Evangelio, la Palabra de la reconciliación, la Palabra de salvación… A fin de que sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas.” Ahora, por favor tenga en cuenta esto, él no está diciendo que van a ser salvos sin la Palabra … para nada. La salvación viene por la Palabra. Lo que está diciendo aquí es que sean ganados sin una palabra, no la Palabra. ¿Qué quiere decir eso? Sin el acoso de la mujer, simplemente por la conducta de sus esposas. La bella presentación y la gracia suave de una mujer cristiana a su marido no lo salva, pero es la herramienta más poderosa de evangelización que ella tiene. No es lo que dice, sino lo que es. La mujer ha de someterse al liderazgo de su esposo, que es un principio diseñado por Dios… Esta es su mayor herramienta de evangelismo, la virtud de su carácter de esposa…

Pedro dedica seis versículos a las esposas y uno a los esposos… Y hay una razón muy importante, y es que cuando una mujer se convertía al cristianismo la posibilidad de dificultades en el matrimonio era mucho mayor que cuando un esposo se convertía en un cristiano, porque en esa sociedad el marido ya estaba a cargo de cualquier manera…

Llegar a ser cristiano puede plantear algunos problemas serios hoy en día. Una mujer se convierte en cristiana y, de repente, ella se siente superior a su marido, ella siente ahora que sabe lo que la Biblia enseña y pertenece a Dios, que sabe mucho más de lo que hace, ¿Cómo puede ser el líder en el familia? No sólo eso, ella se mantiene frente a estos maravillosos hombres de la iglesia que son buenos cristianos en circulación, los envidia, se vuelve indiferente a su propio marido y mucho más atraída por otros hombres que aman a Cristo, porque ella ve que el potencial de tales es una vida maravillosa. Esto puede conducir a grandes problemas serios…

¿Cómo debe relacionarse una mujer cristiana con su marido no salvo, de tal manera que pueda cumplir su misión? ¿Y cuál es su misión? ¿Cuál es nuestra misión? Ganarse a la gente para Cristo… Antes de ver lo que Pedro le dice que haga, vamos a ver lo que Pedro dice que no haga: Primero: no le dice a la esposa cristiana … deje a su marido. Él no dice: “Bueno, ahora que eres una cristiana, salga de allí y encuentre otro hombre cristiano, que piense como usted, que ame a Cristo como usted lo hace y tenga una unión feliz con él. Segundo: no le dice… predíquele. Él no dice discuta con él sobre el evangelio. Él no le dice que ponga versículos de la Biblia en la parte inferior de las latas de la cerveza, o deje tratados evangelísticos debajo de la almohada. Tercero: no le dice que ella es ahora igual al hombre y debe exigir sus derechos. Ella es igual espiritualmente, por supuesto, como cualquier otro creyente, pero todavía tiene un papel civil que cumplir. En Cristo no hay ni hombre ni mujer, ellos son uno. Pero en el matrimonio no, hay liderazgo y sumisión.

“De la misma manera, vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, para que, incluso si algunos de ellos son desobedientes a la palabra … sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas.” Él dice que si quieres ganar a tu marido para Cristo, si quieres hacer todo lo posible…, si quieres hacer el máximo impacto en la vida de un hombre no salvo, sea una esposa sumisa. Eso es todo…

Si usted desea hacer un gran impacto en la sociedad en que vive, sea un ciudadano sumiso. Si usted desea hacer un gran impacto en su trabajo, sea un empleado modelo sumiso. Y si quieres hacer un gran impacto en su esposo inconverso, sea una esposa modelo, sumisa. Es el mismo principio.

Tres principios se describen aquí:

1. Presentación:

“Así mismo”… “De la misma manera” ¿Qué quién?… que los empleados se sujetan, las esposas sean sumisas … Hay que tomar el lugar de subordinado a la dirección y la jefatura del marido. Este es el designio de Dios para el matrimonio. Las mujeres no son inferiores en su carácter. Ellas no son inferiores en inteligencia. Ellas no son inferiores en virtud. Ellas no son inferiores en la espiritualidad. Ellas no son inferiores en talento. Ellas no son inferiores en un período de camino. A ellas se les ha dado simplemente un papel que las pone en el lugar d e sumisión al liderazgo que está a cargo de su marido.

“Estad sujetas a vuestros maridos.” siempre dice que es a su propio marido, siempre el pronombre posesivo está ahí… habla de la intimidad y la unión del matrimonio. 

Para que también los que no creen a la palabra” la razón de la sujeción es para que “ya que son desobedientes a la Palabra”, se supone que es el Evangelio, la Palabra de la reconciliación, la Palabra de salvación…

“A fin de que sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas.” Ahora, por favor tenga en cuenta esto, él no está diciendo que van a ser salvos sin la Palabra … para nada. La salvación viene por la Palabra. Lo que está diciendo aquí es que sean ganados sin una palabra, no la Palabra. ¿Qué quiere decir eso? Sin el acoso de la mujer, simplemente por la conducta de sus esposas. La bella presentación y la gracia suave de una mujer cristiana a su marido no lo salva, pero es la herramienta más poderosa de evangelización que ella tiene. No es lo que dice, sino lo que es. La mujer ha de someterse al liderazgo de su esposo, que es un principio diseñado por Dios… Esta es su mayor herramienta de evangelismo, la virtud de su carácter de esposa…

2. Fidelidad

“Considerando vuestra conducta casta y respetuosa” .. Eso sí que es una verdad espiritual muy básica para un matrimonio. Él está hablando aquí de una vida pura. ¿Qué es una conducta casta y respetuosa? Bueno, básicamente significa conducta intachable, fiel a su Dios, fiel a su marido… ¿Quieres ganar tu esposo inconverso? sea sumisa, sea fiel. Esto significa que usted no está perdiendo el tiempo con nadie más. Significa que eres pura… significa que usted tiene respeto por él. Usted nunca se involucra con nadie más y que le muestra el debido respeto.

3. Modestia

Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios… Ahora se trata de un asunto muy importante para la mujer cristiana tratando de ganar su esposo inconverso. Él dice que … “la preocupación normal de la mujer es con el exterior.” Cuando él dice: “Vuestro atavío no sea el exterior.” ¿Está frente al peinado del cabello?” Yo no lo creo …  Usted dice: “Está contra el uso de joyas de oro?” No lo creo. No creo que él está en contra de que, después de todo, la hermosa mujer, la novia en el Cantar de los Cantares era joyas y tan maravillosamente. “¿Está en contra de poner en los vestidos?” No, yo no lo creo. Lo que está diciendo es que no sea su preocupación incesante,  descuidando su ser carácter interior..

En Grecia y Roma las mujeres llevaban cintas para el pelo, llevaban alfileres, llevaban peines… llevaban oro y perlas, seda, incienso,  esmeraldas y diamantes y todo ese tipo de cosas. La gente, gastaba fortunas en su vestimenta. Y ya que estaban bastante bien cubiertas desde el cuello hasta los pies, la mayor parte aparecia en su cara y su cabeza, donde podía ser visto y donde su riqueza y su orgullo podría manifestarse más visible… Las mujeres no creyentes siempre han tendido a preocuparse por el exterior.

Pero eso no es la verdadera belleza… la belleza externa no captura el corazón del marido si no hay nada en el interior. Pedro no condena  todos los adornos externos. Pero ¿qué dice?… “Que vuestro adorno sea el ser interior, el del corazón.” Ahí es donde la verdadera belleza está… Y Pedro dice que no gasten su tiempo y dinero en adornar su cuerpo. Y ya sabes, eso es una tentación. Aquí está una mujer que tiene un marido inconverso, que no tiene una relación feliz con él y ella simplemente se va en otra dirección y se pasa la vida complaciéndose a sí misma para hacer de su belleza exterior todo lo que podía ser y mucho más. Pedro dice no hagas eso, que no es como lo llevas a Cristo… Por cierto, las mujeres más hermosas en el interior tienden a ser muy hermosas en el exterior. ¿Ha notado usted? 

¿Qué es lo que debemos hacer en el para adornar el ser interior?“Un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios” … La palabra espíritu significa la disposición. El tipo de mujer más hermosa es la mujer con un carácter manso, amable, pacífico, tranquilo y silencioso. Esa es la virtud interior que una mujer debe perseguir y eso es lo que gana el corazón de un hombre. No sólo eso, ¿podría usted cuenta de que es precioso a los ojos de quién? De Dios. Es muy apreciado por Dios. Ahora de nuevo que no está prohibiendo todo adorno exterior, él está diciendo que usted debe trabajar en el interior. No hay que confundir la espiritualidad con la pegajosidad o descuido. Eso también llama la atención hacia el exterior y revela un corazón indiferente para reflejar la belleza que Dios ha dado a una mujer. Pero el hecho es que está en ser modestos y trabajar en el interior…

Si usted es una mujer cristiana, y ha tenido un esposo inconverso, es posible que tenga miedo de someterse totalmente por temor a que puede ser que la lleve a pecar… usted tiene que parar menos que eso. Pero Pedro dice que no te dejes intimidar, no te asustes, no tengas miedo, simplemente haz lo que está bien y lo que es correcto que es someterse al marido. Ese es el principio. Es el principio de la sumisión. Es el principio de pureza. Es el principio de la modestia. Así es como se gana su marido, sin decir una palabra.

Quieres ganar ese cónyuge no salvo? Se sumisa, sigue el patrón de belleza de Sara, llamándole señor, lo que es correcto. Sé pura y fiel a él en lo físico y lo emocional. Sé modesta, adorne la belleza interior que puede manifestarse en la exterior y no se preocupe por tratar de solucionar el exterior cuando el interior no es lo que debería ser…

Fuente: http://fortaleciendomatrimonios.blogspot.cl/

miércoles, 5 de octubre de 2016

Los casados con inconversos.

Los problemas de los cristianos casados con los inconversos (1 Cor. 7:12-16)


Vivimos en un día cuando la ocurrencia del divorcio se aumenta cada vez más. Hay muchas razones culturales para explicar la situación: la emancipación e independencia creciente de la mujer, la revolución sexual, la pérdida del tabú de la inmoralidad y las facilidades para el divorcio. Pero la razón número uno es la falta de la influencia de la fe cristiana y los estándares cristianos sobre los temas del sexo y matrimonio.  Alguien dijo,

“Hace 50 años atrás los padres estaban propensos a tener muchos hijos. Hoy por hoy los hijos están más propensos a tener muchos padres.”

1 Corintios 7:12-16

12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.
15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.
16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?

I. La Salvación no es causa de disolver el pacto matrimonial. Vs. 12-14

Pablo había recién repetido la instrucción de Jesús mismo acerca del divorcio de los creyentes. Ahora habla acerca de un asunto no tratado ni mencionado en el discurso de Jesús durante Su ministerio terrenal. Pero esto no implica que el Apóstol Pablo no habla bajo la inspiración de Dios. El versículo 40 lo hace bien en claro que está inspirado por el Espíritu de Dios. Pablo argumenta aquí que el matrimonio de un convertido con un creyente hizo aún más fuerte la unión entre la pareja.

A. Vivir en yugo desigual no es un buen motivo para el divorcio. Vs.12-13

Pablo hace mención de dos posibles casos cuando un miembro de una pareja casada conoce a Cristo como su Salvador personal pero la otra parte no. Es fácil imaginar que algunos de los nuevos creyentes en la iglesia en Corinto llegaron a la conclusión que era necesario divorciarse de su cónyuge inconverso. Esdras 10:2-3 Nosotros creyentes debemos reconocer la posibilidad de aconsejar a los recién salvos que viven con su pareja no salvo de la enseñanza bíblica de quedarse en este mismo estado matrimonial. Pero Pablo sigue con la clausula si la pareja no convertido consiente en vivir con el creyente. Esto quiere decir si la parte inconverso está de acuerdo en vivir con una persona convertida entonces hay que seguir con el matrimonio y no se puede abandonar a su pareja. Esto lo dice Pablo a la luz de la posibilidad de estar expuesto al pecado del inconverso.

B. El matrimonio recibe la bendición de Dios por la parte santa. V. 14a

Pablo intercede en los pensamientos de los creyentes con un esposo o esposa inconverso con la introducción de una idea sumamente cristiano. En la teología de los judíos algo inmundo que llegó a tener contacto con una cosa santa hizo inmundo al objeto santo. Pero aquí se nota que la santidad del creyente fluye del mismo para santificar a las personas en su alrededor. Entonces no es la influencia del mundo sobre el creyente que es nuestra mayor preocupación sino nuestra influencia sobre el mundo. Juan 17:15  Pablo no argumenta que la salvación de una parte garantiza la salvación de la otra parte sino que la mala influencia del inconverso no debe preocupar al creyente tanto para que considere el divorcio.

C. El cónyuge incrédulo tampoco contamina a los hijos. V. 14b

El Señor promete que de alguna manera los hijos no serán considerados ilegítimos, espiritualmente hablando, sino bajo la protección y la bendición de Dios por su padre o madre salvo. La presencia de por lo menos un padre o una madre creyente proteja a los hijos de daños espirituales y en muchos casos les traen la salvación por el testimonio de su madre o padre salvo. Romanos 11:16

II. La salvación puede producir una ruptura con el inconverso. Vs. 15-16

Si el inconverso desea separase de su cónyuge creyente, entonces no hay mandado para impedir que se vaya. Pero ¿qué del matrimonio dividido?

A. Estamos llamados a vivir en paz. V. 15

En vez de luchar para preservar el matrimonio a todo costo el creyente está llamado a dejar a su cónyuge inconverso, y salir si es su deseo. Estamos llamados a una vida de paz con todos los hombres. Romanos 12:18 Al luchar para mantener la relación se puede producir pleitos ya prohibido desde el capítulo 6:1. Pablo dice que la persona que su cónyuge lo abandone no vive más en esclavitud. Ahora, hay dos líneas de pensamiento en cuanto a la definición de esta libertad. MacArthur dice “el vínculo del matrimonio solo se rompe con la muerte (Ro. 7:2), el adulterio (Mt. 19:9) o el abandono del cónyuge no creyente.” Pero además agrega que “si el vínculo se rompe de alguna de estas maneras, un cristiano queda en libertad para casarse con otro creyente.” 

Esto basado en el hecho de “que ya no hay más servidumbre.” Ahora déjame decir que sí las Escrituras permiten el divorcio bajo algunas circunstancias pero, sin embargo no hay ninguna enseñanza clara en cuanto a volver a casarse. Cada vez que alguien llega a esta conclusión es por su interpretación de varios textos. Pablo reitera varias veces en este capítulo que la mejor decisión es quedarse solo y dedicarse al servicio para del Señor. Lamentablemente son pocas las personas dispuestas a seguir este consejo. La mayoría simplemente quiere saber si tiene permiso para volver a casarse. Lo digo bien en claro que este pastor no te va a volver a casar.

B. La posibilidad de evangelizar no se puede garantizar. V. 16

En el griego hay dos opciones para la traducción de este versículo. Puede traducirse positivamente o negativamente. Si es positivamente entonces significa que quedarse con el cónyuge inconverso puede producir la probabilidad de su salvación. Pero en la forma negativa no se puede garantizar la salvación de su cónyuge, entonces si el cónyuge decide irse y se va, no hay que preocuparse. Este parece ser el intento del apóstol Pablo al escribir el versículo. Y aunque la salvación es personal pues cada uno debe decidir si acepta o no al Salvador de todos modos el testimonio nuestro tambien es importante como dice Santiago 5:20. Pero si rechaza el evangelio no hay que luchar para preservar al matrimonio cuando esto si se puede dañar al testimonio del creyente.

Fuente: https://iglesiabautistapilar.org