Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

viernes, 17 de julio de 2015

¿ No pagar deudas es pecado ?

¿Por qué es pecado que un cristiano no pague sus deudas ?


El caso del cristiano que toma prestado el computador.

José es un muchacho cristiano que estudia en la universidad y tiene una tarea por entregar pero su computador se descompone fatalmente y ante la urgencia le pide a Ana una compañera no cristiana que le preste su computador por una tarde para salir del problema. Ana accede al préstamo por una tarde pues ella requiere esa noche de su computador para también cumplir con sus asignaciones.

José  le promete que esa misma noche le regresará su computador. José trabaja en su tarea pero le toma más tiempo del estimado, ante la llamada insistente de Ana en que cumpla lo prometido y le regrese el ordenador esa noche, José insiste en que requiere más tiempo para acabar su tarea, surge un pleito y enojo y Ana se ve afectada por el incumplimiento de José.  Ana se ve obligada a buscar ayuda con alguien más para cumplir con sus obligaciones de la universidad que se vencen al día siguiente.

José en su incumplimiento ha cometido  una injusticia contra Ana, José no ha cumplido con su palabra  según lo prometido. A José no le gustaría que le hicieran lo mismo . Además José está dando mal testimonio cristiano a una chica no cristiana.
La injusticia que José ha cometido a Ana merece un castigo, esa injusticia es un pecado, es una violación a la segunda ley más grande de Dios, la de amarás a tu prójimo como a ti mismo.

“Maestro ¿cuál es el gran mandamiento en la ley ?

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mateo 22:39 

El caso del libro prestado.

Alberto un cristiano ha leído un libro cristiano y se lo recomienda a su amigo cristiano Enrique, Enrique le comenta que no anda bien de dinero para gastar en libros y le pide prestado el libro a Alberto, bajo el entendido de regresarlo cuando lo termine de leer. Pasa el tiempo y después de que Alberto considera la posibilidad de que Enrique es lento para leer al cabo de unos meses le recuerda del libro, Enrique le dice que no lo ha terminado de leer, (la verdad es que no lo terminó de leer y ya no recuerda ni donde dejó el libro), Enrique no le da la importancia debida a regresarle a Alberto lo que es propiedad de Alberto y no cubre la deuda, de tal forma que Enrique se quedó con algo que no le pertenece, cuando alguien se apropia de algo que no le pertenece, bajo cualquier medio que sea, se trata de un robo.

Esto mismo aplica para las deudas de dinero, si Enrique le pide dinero prestado a Alberto y no se lo paga, por el motivo que sea, se está quedando con un dinero de propiedad de Alberto y eso es un robo. Recuerdo los problemas al prestar el dinero a los cristianos, me queda muy presente el caso en que le presté dinero a un hombre no cristiano, quedó en pagarme al siguiente día y al día siguiente fiel a su palabra antes de siquiera saludarme me entregó el dinero que me debía, no dudaría en prestarle dinero de nuevo.

Pero con cristianos, tuve problemas al prestarles dinero, en un caso un hombre cristiano no me buscaba ni para decirme que me pagaría una parte o que le diera más tiempo, en otro caso un hombre cristiano me propuso incluso dejar por sentado el préstamo en un documento pagaré para evitar problemas, por la confianza le presté el dinero pero al pedirle formalizar el pagaré siempre rehuía el tema, al tiempo me dió un cheque para cubrir la deuda, el cheque no tenía fondos y el banco me cobró comisión, él nunca hizo esfuerzo por pagarme la comisión que él me generó por darme un cheque sin fondos. Después de tales experiencias y hechos que hablan más fuerte que palabras, yo dudaría en prestarle dinero a un cristiano.

La práctica de los pecadores es tomar prestado, pedir prestado dinero o alguna cosa y no devolverlo. “El impío toma prestado y no paga” Salmo 37 : 21.

La Biblia nos enseña a cubrir las deudas, a regresar lo prestado, debemos pagar nuestras deudas aunque no tengamos los recursos para hacerlo y si no tenemos el dinero, debemos pedir a Dios provisión para cubrir nuestras deudas. Porque el robo es un pecado vemos en la Biblia la insistencia de cubrir las deudas.“ No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Romanos 13:8-10. No pagar deudas y morir sin cubrirlas, es morir en pecado. Romanos 13:7-8. Cristianos que contraen deudas y no las pagan, no le dan importancia a devolver el dinero que no es suyo y se lo quedan (lo cual es un robo). El no tener dinero no elimina el pecado, no cubre la deuda, si llega la muerte y se cierra el expediente con una deuda con un dinero no repuesto (con un robo), es un pecado no arrepentido.

Y cómo podría perdonar Dios a alguien que no se arrepiente de su pecado de robo, de no pagar una deuda  Dios no perdona a quién no admite su culpabilidad y no muestra remordimiento de su pecado y no muestra genuino arrepentimiento que incluye una demostración práctica de devolver el dinero que tomó prestado. Si tiene deudas cúbralas, si no tiene dinero para hacerlo,  pídale ayuda a Dios para cubrirlas. 

El que el cristiano  no tenga dinero para cubrir deudas no elimina la obligación de cubrirlas. Si como cristiano nacido de nuevo, pediste dinero prestado, tienes deudas de dinero y estás postergando el reponer lo que tomaste prestado, si ya se pasó el tiempo en que te comprometiste a regresar el dinero, estás en falta. Si ya pasó el tiempo en que prometiste reponer lo prestado, estás incurriendo ya en un robo, tomaste algo prestado y no lo regresaste.

Si mueres de repente, en esa condición, con tu pecado de robo, mueres sin arrepentimiento de pecado, sin admitir tu culpabilidad y Dios no te puede perdonar cuando mueres en pecado no arrepentido, no confesado y en el caso de las deudas monetarias, la evidencia de arrepentimiento genuino es que repongas el dinero que tomaste prestado, si te llega la muerte en tu pecado de robo por no pagar lo prestado, Dios no te puede perdonar y vas al infierno. Aunque le digas en aquél día a Jesús, que hiciste cosas en su nombre, porque te puede decir que no todo el que le dice Señor entra al cielo sino el que obedece al Padre Celestial, y obedecer a Dios Padre es no robar al prójimo, amar al prójimo como a uno mismo y eso implica el regresar el dinero que le tomaste prestado. Mateo 7 : 21 -23

I Cor 6:10 los ladrones no heredarán el reino de los cielos.

Vemos la historia de cómo Eliseo ayudó a que la viuda de 2 Reyes 4:1-7 cubriera las deudas que tenía con sus acreedores cuando Dios le multiplica el aceite a la viuda para venderlo y pagar sus deudas. 

Vemos otro caso en el que Eliseo mediante el poder de Dios ayudó a un muchacho que perdió un hacha que era prestada, la cabeza de hierro del hacha cayó al río y el muchacho se preocupó pues el hacha era prestada, Eliseo hizo flotar el hierro en el agua, para )que el muchacho pudiera luego regresar el hacha prestada. 2 Reyes 6:1-7. Cuando el cristiano pone su prioridad en Dios en confiar en él y en preocuparse por reponer lo prestado, por cubrir sus deudas, Dios tiene los medios para hacerlo.

El autor cristiano F.W. Krummacher en su libro Elijah the Tishbite (1865) narra el caso de un hombre cristiano que él conocía y que tenía problemas de dinero y de cómo Dios intervino para ayudarlo utilizando un ave para ello. Krummacher relata en su libro de cómo en su vecindario había un hombre cristiano pobre. El hombre cristiano estaba sentado temprano en la mañana a la puerta de su casa, sus ojos rojos de llorar, esperaba un oficial que lo embargara por una deuda pequeña.

Mientras esperaba un pajarito cruzó volando la calle y revoloteando arriba y abajo y en eso rápidamente voló sobre la cabeza del hombre y se metió en su cabaña y se paró en una alacena vacía. El hombre cerró su puerta y atrapó el ave y lo puso en una jaula, donde empezó a cantar dulcemente y le pareció al hombre como su fuera uno de sus himnos favoritos “No temas cuando la oscuridad reina”, y mientras escuchaba se tranquilizó. En eso alguien tocó a la puerta, y pensó Ha de ser el oficial, pero se trataba del sirviente de una dama, el sirviente dijo que unos vecinos vieron un pájaro volar hacia su casa y la dama quería saber si había atrapado el pájaro. Sí dijo el hombre y se lo dio al sirviente quien lo tomó y  se fue.

Tras unos minutos el sirviente llegó de nuevo y le dijo al hombre que su ama tenía un gran valor por el ave que escapó y que estaba muy agradecida y que le enviaba un dinerito con su agradecimiento.

El hombre pobre lo recibió muy agradecido y resultó ser no más y no menos que justo el importe de dinero que él adeudaba. Cuando el oficial llegó a su casa, el hombre dijo “Aquí está el importe de la deuda, ahora déjeme en paz porque Dios me lo envió”.

Fuente: profeciaenlabiblia.wordpress

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada