Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

viernes, 26 de junio de 2015

¡Como Dios ama un alma! una bella experiencia. hna Noemy

Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres (Mateo 4:19).


Hay gozo en el cielo cuando un pecador se arrepiente y se salva.
Los cristianos también sentimos gozo cuando traemos un alma a los pies de Cristo. Tú y yo podemos ser los instrumentos de Dios en la salvación de otros.

Cada alma humana vivirá para siempre en el cielo o en el infierno.

¿Quieres tener el privilegio de llevar a otros a Cristo? Esto No es el deber ni obligación de unas cuantas personas sino que Dios llama a cada cristiano a testificar de Jesucristo el Hijo de Dios, y cada cristiano puede ganar almas. 

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE GANAR LAS ALMAS?

Porque todas las almas vivirán para siempre. El alma nunca muere, y seguirán existiendo por la eternidad.Y de nosotros dependerá donde estarán finalmente o en el cielo en la felicidad eterna; o en el infierno en la angustia y el dolor eterno.

Jesús dijo: El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él (Juan 3:36).

Una experiencia maravillosa con la salvación de las almas.

Recién me había convertido, y era muy jovencita. El Señor me entregó dones luego de estar cada día en oración, Y fui invitada a realizar una Escuela Bíblica de Vacaciones para niños en un pueblo cercano a mi ciudad.
Al cabo de los días la hermana dueña de casa donde me hospedaba, se acercó a mi para compartir una gran inquietud espiritual que tenía en su corazón; ella me dijo que deseaba que yo fuera a la casa de su familia que vivía en el campo porque tenía muchos hermanos que no conocían al Señor, para que les fuera a predicar el evangelio de la salvación.

Ella me comentó que para allá no había locomoción, y por lo tanto tenía que ir con su esposo en la moto que él tenía. Inmediatamente le dije que no, que yo no podía ir a ese lugar en esas condiciones, pues yo usaba faldas y como lo haría para subirme a esa moto, y también porque no confiaba en ese hombre. ellos eran cristianos los dos pero aun así yo no quería hacer ese trabajo.

Pero aquella mujer cristiana insistió mucho en lo que ella sentía por sus hermanos que se encontraban perdidos y sin esperanzas, para que fuera por el amor de Dios a predicarles, Fue tanto su sentir y su suplica que ministró mi corazón y acepté la proposición aún en contra de mi voluntad. Nos fuimos en esa moto, y muy pronto llegamos al lugar; allí estaba toda esa familia esperándome con mucha expectativa, y gran respeto mostraban por mi, y yo decía en mi ¿y que voy hacer aquí, si soy una persona tan débil?. Pero el Señor maravilloso tenía preparada una preciosa experiencia para mi y para esas humildes personas también.

Inmediatamente pasamos adentro y  alrededor de una gran mesa, me pidieron que les ministre la Palabra, y les entregué con la ayuda del Señor el mensaje de la salvación; mientras les predicaba vino sobre mi el glorioso Espíritu de Dios y me llenó. Y finalmente cuando terminé el mensaje les pedí que si alguno de ellos quería aceptar al Señor como su salvador que levante su mano. Y cual sería la sorpresa que los siete jóvenes que estaban escuchando levantaron su mano y aceptaron con lágrimas en sus ojos al Señor Jesús en sus corazones.

Gran gozo había en esa casa, porque el Señor les había visitado y ahora eran hijos de Dios todos, y tendrían vida eterna. Nos abrazamos y me despedí, y al retornar a mi lugar, reflexione mucho en lo que ese trabajo significaba para nuestro Dios, cuan importante eran esas almas para él, y que aunque para mi todo era muy complicado y difícil poder hacer, era necesario obedecer la voz de Dios y acudir a sembrar la preciosa semilla del evangelio a esas personas.

¿SIENTES TU COMPASION POR LAS MILLARES DE ALMAS QUE SE ENCUENTRAN PERDIDAS Y SIN SALVACION?

HEME AQUI ENVIAME A MI.  Amen.

ADM.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada