Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

miércoles, 27 de agosto de 2014

Transferencia de espíritus en la ministración

"NO IMPONGAS CON LIGEREZA LAS MANOS A NINGUNO, NI PARTICIPES EN PECADOS AJENOS" I Timoteo 5: 22


Cuando te imponen manos y cuando impones manos.

Precauciones y cuidados que se deben tener al ministrar  en la imposición de manos y al orar por otros. 
Este artículo se refiere al riesgo que existe de transferencia de demonios durante la ministración y oración, y del cuidado y precaución que debe ejercer todo cristiano al ministrar y orar por otros y cuando el cristiano permite que otros oren por uno y le impongan las manos.

El evento narrado en Marcos 5 : 10 -20 en el cual Jesús libera al gadareno de demonios, muestra que en la ministración a personas demonizadas,  los demonios dentro de dicha persona buscan el mudarse o transferirse a otra persona, en el caso del gadareno, la opción fue  ir a unos puercos.

También es importante mencionar aunque parezca obvio,  que si el cristiano que brinda la ministración se encuentra en pecado, o con pecado inconfeso, tiene una puerta abierta a demonios y puede ser fácilmente el blanco de una transferencia durante una ministración, por ejemplo si el cristiano que va a ministrar se encuentra en pecado de adulterio o de lujuria por pornografía  y ministra a una persona que tenga demonios de lujuria se vuelve  un blanco fácil de transferencia, Que el cristiano tenga cuidado en buscar la protección de Dios, de arrepentirse y confesar cualquier pecado que aún pueda tener y cubrirse con la sangre de Jesucristo previo y durante los periodos de oración y ministración por otros.

Varios casos
Caso 1 Parson Rayphe pastor y médico misionero quien supo el caso de un cristiano sincero que atendió una reunión en su iglesia, hubo una invitación para que unos oraran por otros, previo a eso el hombre empezó a sentir síntomas de un resfriado,  el hombre desconocía a las otras personas pero aún así aceptó sus oraciones. La mañana siguiente ya no tenía los síntomas del resfriado pero no podía abrir sus manos.
El atribuyó esto a que una de las personas que oró por él la noche anterior tendría artritis, así que oró y renunció el espíritu de artritis e inmediatamente pudo abrir sus manos. 

Caso 2 Los casos  de Kurt Koch los he tomado de su libro The Devil´s Alphabet.
En este caso como los siguientes enfatizo la importancia de que el cristiano se ponga bajo la protección de Dios y se cubra con la sangre de Jesucristo y no tenga puertas abiertas por pecados aún practicados, inconfesos ó sin arrepentimiento, en particular cuando se ora ó ministra por personas involucradas en ocultismo, etc. Una mujer estuvo orando por una persona que había intentado suicidarse, y empezó a tener pensamientos de suicidio ella misma.

Caso 3 Un cristiano oró por otro hombre inestable mentalmente y con pensamientos de suicidio. Este ministro cristiano empezó a tener pensamientos de suicidio, él primer hombre se mató de un disparo, ese mismo día el ministro tuvo una batalla contra pensamientos de suicidio aunque no sabía que el primer hombre por quien había orado ya se había suicidado.

Caso 4 Un ministro Pentecostal en muchas ocasiones impuso manos sobre un hombre enfermo. Posteriormente él desarrolló la misma enfermedad del hombre por el cual imponía manos y finalmente murió de esa enfermedad.

Caso 5 Un oficial del Ejército de Salvación oraba por un hombre que se había rendido al diablo, dicho hombre era sádico también. Después de meses de oración intensa el oficial empezó a tomar placer en golpear a su mujer y una noche de luna llena le dijo: “Me gustaría entrar en contacto con el bajo mundo esta noche”.

Caso6 Una enfermera estuvo dando consejería a una prostituta y orando intensamente por ella, la prostituta fue liberada de su forma de vida, pero la enfermera empezó a tener fuertes deseos sexuales que nunca había conocido antes, a través de la intercesión se apreció una transferencia de demonio con la liberación de la prostituta pero la opresión en la enfermera.

Caso 7 Un misionerio en China fue a ministrar a una bruja que estaba en el lecho de la muerte, la bruja había rendido su vida al diablo.
Tras una lucha espiritual la bruja hizo un acto específico y evidente de renuncia al diablo. Al mismo tiempo en la casa del misionero,  su hijo se estaba ahogando con un pedazo de alimento, la madre no hizo lo que el misionero pudo haber hecho para que no se ahogara, la madre oró por el niño ya inconsciente y en ese momento el niño despertó y sonrió a su madre y hermana¸ volvió a cerrar los ojos y murió.
El ministro regresó de haber ministrado a la bruja quien antes de morir fue salva por Jesucristo, y descubrieron que el niño se ahogó justo en el momento en que la bruja hizo el acto de renuncia al diablo.  Transferencias de espíritus ocurren,  personas oprimidas son liberadas y otros no oprimidos son atados. Pero en este caso se pudo haber evitado si el misionario hubiera puesto su familia bajo la protección de Jesús al ministrar a la hechicera.

El caso del misionero sirve para recordar a los misioneros que trabajan en particular en lugares con mucha brujería, sobre la importancia  continua y diaria de ponerse bajo la protección de  la sangre de Jesucristo. Koch señala en su libro “Occult ABC”, el caso de un evangelista y presidente de iglesias locales en Costa de Marfil, los brujos locales trataron de matarlo con veneno, pero el evangelista sólo sufrió un leve malestar estomacal, un año después el jefe de los brujos admitió que lo hubiera matado si no era porque el Dios del evangelista era más poderoso que el dios del brujo.

Pero también cuenta el caso de un pastor y su esposa en Suiza en un área donde se practicaba mucha hechicería y ellos oraban contra la hechicería en general, la esposa del pastor quedó demonizada por el resto de su vida sin quedar libre. El pastor admitió que no se ponían bajo la protección de la sangre de Jesucristo lo suficiente. Koch señalaba que no recomendaba orar así contra hechicería en general, si acaso por quienes eran afectados por ella y querían ser libres. Relataba que sabía de muchos casos de misioneros que habían sentido que era su deber orar contra sacerdotes de templos budistas ó Hindús y habían perdido la razón.

Como enfatiza Koch, los misioneros que trabajan en estos lugares peligrosos han aprendido la importancia de ponerse bajo la protección de la sangre de Jesucristo y orar aprovechando promesas como las de Zacarías 2: 5 “Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella” 
y Lucas 10 : 19 “He aquí os doy potestad de hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo y nada os dañará”.

Caso 8 Una mujer cristiana intercedió por otra mujer que sufría depresiones. Las depresiones abandonaron a la mujer por la que intercedió y volvió a ser una persona normal y alegre. Sin embargo, a partir de entonces, la mujer cristiana que oró, empezó a tener experiencias extrañas en la noche. Tenía la sensación de que había alguien en su cuarto y quería matarla. Finalmente oró y ordenó en el nombre de Jesús, al poder maligno que se fuera. La fuerza maligna desapareció y no la molestó más.

Imposición de manos con ligereza ampliamente practicado en iglesias carismáticas y no-denominacionales.

El imponer manos en la oración y ministración nunca se debe tomar a la ligera. Lamentablemente he visto como en algunas congregaciones no denominacionales y carismáticas se practica con abundante ignorancia y ligereza, con los riesgos de transferencia de espíritus y demonios que esto conlleva.
La Biblia señala:  “No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro” 1ª Timoteo 5 : 22

Una vez en una congregación la persona al frente que daba los avisos “tuvo la ocurrencia” de que toda persona pusiera mano sobre la de su izquierda para orar; con lo que prácticamente todos impusieron manos sobre el vecino, debido a esto la mayoría de las personas no tenía la menor idea de quien era la persona que estaba imponiéndoles manos y orando por ellos y la ignorancia de este riesgo seguramente los llevó a no pensar en eso ni preocuparse por eso, pues estaba cada uno ocupado en imponer mano y orar por el del otro lado.

La ignorancia ante tal evento, los llevaba a aceptar indiscriminadamente la imposición de manos y oración por parte de alguien que tal vez ni conocían, y tampoco en orar a Dios por protección por si acaso la persona ni era cristiana.   Pero aún en este tipo de congregaciones hay cristianos que piensan que por el simple hecho de estar ahí todos los presentes son cristianos sanos espiritualmente.   Este tipo de eventos fuera de orden son propicios para transferencia de demonios y espíritus en forma involuntaria y también en forma voluntaria para los asistentes satanistas que acuden a iglesias y congregaciones cristianas para hacer su obra.
Los satanistas que se disfrazan y se hacen pasar por cristianos, infiltrándose en las iglesias cristianas para entre otras cosas transferir demonios. Muchas iglesias cristianas y muchos cristianos abren las puertas fácilmente y con gusto a recibir “ministración” de satanistas de alto nivel que operan bajo el disfraz de reconocidos e famosos predicadores y evangelistas.

Otro tipo de caso.  Caer en el espíritu o ser derribado en el espíritu

¿Es esta experiencia bíblica ? ¿es esta experiencia de Dios o demoniaca  ?

El llamado caer en el espíritu o ser derribado en el espíritu se entiende como la experiencia que ocurre cuando una persona ora por otra, comúnmente imponiendo manos, o poniendo la mano en su frente y la persona por quien se ora, se siente sin peso o como que se desvanece, en congregaciones donde se practica esto generalmente existen personas actuando como receptores  para atrapar a la persona que cae y evitar que se lastime.
En ocasiones se ve que la persona que cayó queda como en trance o inconsciente por un período variable de tiempo. La experiencia tal  no se encuentra en la Biblia, tal vez usted ya haya empezado a estudiar el tema y ha leído referencias a pasajes bíblicos como Juan 18 : 3 – 6, cuando los soldados romanos van a capturar a Jesús y ante la respuesta de Jesús diciendo Yo soy, cayeron a tierra. Pero en ese pasaje Jesús no estaba orando ni ministrando a los soldados, no se trata del mismo escenario.

Comentaré aquí sobre la posibilidad de que ésta experiencia pueda ser de Dios ó pueda ser demoniaca, tomando en cuanto los siguientes puntos: Algunos fenómenos que son legítimamente de Dios pueden tener su contraparte  demoníaca, por ejemplo existen sanidades realmente y legítimamente de Dios y Jesucristo, pero también existen sanidades reales llevadas a cabo por Satanás mediante sus agentes. En Exodo vemos que con el poder de Dios, Moisés y Aarón obraban para convertir su vara en serpiente y para traer plagas sobre Egipto, pero los hechiceros del faraón utilizando poderes de Satanás también lograban convertir sus varas en serpientes e imitar algunas de las plagas.

No porque la Biblia no mencione algo, se debe concluir que tal cosa no exista, como dicen la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia, acostumbro poner el ejemplo del continente americano que nunca fue mencionado en la Biblia, en el pasado hubiera sido inválido concluir que no pudiera existir otro continente más que los mencionados en la Biblia, y sin embargo existe.
Mas importante aún es que en materia espiritual, se debe tener un manual, un parámetro,  una guía de Dios precisamente para discernir si un hecho es de Dios ó se trata de una obra de Satanás.

Es decir es necesario el discernimiento de espíritus para que el cristiano no sea aventajado por Satanás.

Algunas experiencias aunque se sientan bien y aunque parezcan bonitas no significa que sean de Dios, muchas experiencias que son puerta al pecado son muy gratas a los sentidos, se sienten como experiencias muy agradables y placenteras.
Al analizar una experiencia para ver si es de Dios o de Satanás también es importante observar las consecuencias o frutos de la misma, si después de la experiencia la persona está más cercana a Dios, si su vida espiritual ha sido enriquecida y edificada con más tiempo en oración y estudio de la Biblia, o si posterior a la experiencia la persona se halla con dificultad para orar y para estudiar la Biblia, si sufre ahora de ansiedades, depresión o enfermedades.

Kurt E. Koch investigó el caso de Kathryn Kuhlman para lo cual incluso tuvo una entrevista con ella. Kuhlman practicaba en su ministerio el orar por las personas y hacerlas caer en el espíritu.

Koch narra (en su libro Occult ABC) que al tener su entrevista personal con Kuhlman, que ella repentinamente empezó a orar con él, ella puso sus manos unos 15 centímetros arriba de su cabeza, inmediatamente Koch empezó a orar en silencio: “Señor Jesús, si esta mujer tiene su poder de ti, entonces bendícela a ella y a mí, si tiene dones y poderes que no vienen de ti, protégeme de ellos, no quiero quedar bajo una influencia extraña”.

Cuando Kuhlman estaba orando por Koch, dos ujieres vinieron y se pusieron atrás de él para cacharlo cuando cayera, pero Koch no sintió nada y se mantuvo firme sin perder conciencia ni nada. Entonces vino una segunda sorpresa, Kuhlman le dio un empujoncito como para hacerlo caer,  como no pasó nada, Kuhlman le preguntó si él tenía algún ministerio de sanidad, y él contestó que en su consejería pastoral había ocurrido ocasionalmente, pero no era ese su llamado, sino su tarea era predicar el evangelio para que la gente llegara a la salvación.

Creo que así como hay cosas legítimas de Dios hay casos en que existe la contraparte demoniaca.

Si este caer en el espíritu es realmente de Dios, en primer lugar no hay necesidad de que el que ora por la otra persona ni la toque ni la empuje, ni le sople,  ni le diga que deje fluir y cosas ridículas para verlo caer, si de verdad la experiencia es de Dios no hará ni falta tocar a la persona, Dios y el Espíritu Santo tienen el poder para hacer caer a la persona sin ayuda de nadie, repito suponiendo que realmente sea de Dios y suponiendo que Dios quiere que la persona caiga.

El que una persona caiga,  en lo personal me parece fuera de orden y hasta riesgoso, Dios es de orden, sería pésimo testimonio decir que fue algo de Dios y una persona resulte lesionada o lesionando a  otros al caer, difícilmente creo eso sea de Dios. No me imagino ninguna escena como esas que se dan en algunos ministerios con gente cayéndose a diestra y siniestra y algunos ya inconscientes, en trance o retorciéndose en el suelo, cuando Jesús y los apóstoles ministraban, de ninguna manera.

Como comento en otro artículo, algo que practican  los satanistas que se hacen pasar por predicadores cristianos, es que  transfieren demonios a los cristianos al orar por ellos e imponerles las manos, y al hacer esto suelen indicar a la persona que no ore y solo “reciba” ó algo similar, que no se resista ó que solo deje el espíritu entrar ó fluir, lo que hacen es transferir demonios cuando el cristiano baja la guardia. Estos satanistas disfrazados de predicadores tienen mucho éxito con los cristianos que bajan la guardia, que no ejercen discernimiento de espíritus y que son ingenuos y tan crédulos que piensan que cualquier persona por decirse siervo de Dios lo es realmente.

Creo que los verdaderos cristianos que funcionan como ministros de Dios, no deben incentivar esta práctica no bíblica de que al orar por personas, buscar que estas caigan como en un exhibicionismo de que importante y ungido ha de ser este predicador pues ve a toda la gente por la que ora cayendo,  creo que es no solo ridículo sino lamentable que algunos que parecen ser verdaderos cristianos, hagan que la gente pase al frente para hacerlos caer, empujarles la frente, empujarles la cabeza, con tal de que caigan y es muy grave y lamentable  que les digan que no se resistan, que dejen entrar al espíritu, o que dejen de orar o poner la mente en blanco. 

Si la obra es realmente de Dios, y suponiendo que realmente lo que quiere Dios es que la gente se desvanezca o caiga, pues en tal caso Dios se las puede arreglar sin que nadie empuje y  sin que un predicador o ministro este tocando a cada persona y empujándola para hacerla caer. Pero si el Espíritu Santo de Dios va a obrar espiritualmente, incluso se las puede arreglar para obrar  sin que nadie caiga o que todos caigan donde quiera que estén sin que nadie los toque.

Conclusión

El cristiano debe andar por fe y no por vista (2ª Corintios 5 : 7) , el cristiano debe andar por fe y no debe estar buscando experiencias sensoriales, ni buscar caerse para crecer espiritualmente ó para acercarse más a Dios. Si alguna persona pasa por esta experiencia, ya sea que la buscó o no, debe poner atención a ver después de esto qué  consecuencias tiene,  si surgen luego de esta experiencia enfermedades, angustia, depresión, etc, existe la alta probabilidad que la experiencia no fue proveniente de Dios sino que abrió una puerta a demonios y la persona esté ahora contaminada con los mismos o demonizada.

Fuente: profeciaenlabiblia.wordpress.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario