Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

viernes, 17 de enero de 2014

¿Prosperidad material o prosperidad espiritual?

Que definimos como bendición de Dios 



¿Sabe en qué consiste la bendición de Dios? Sabemos que Dios bendice en todas los aspectos a sus hijos, en lo espiritual y material. Pero cuidado. Porque según la Biblia, Dios da a sus hijos estrictamente lo necesario, y aquello que va de acuerdo a su propósito. El evangelio no es una fuente de derroche ni un lugar para una vida ostentosa. 

Habrá que preguntarse hoy ¿Por qué estamos viendo a ministros jactándose de las posesiones materiales que tienen o reciben atribuyendo y asumiendo que todo es la bendición de Dios? A qué me refiero. Bueno, solo imagine este escenario: "Un creyente y ministro que ya tiene su propio auto personal, uno cómodo y apto para sus necesidades y las de su familia; pero de repente, dicho ministro publica a los cuatro vientos que le regalaron otro auto nuevo atribuyéndolo a una bendición de Dios como respuesta a una petición, según este afirma". Hasta ahora todo parece estar bien. Y claro está, es bueno que nosotros los creyentes demos gracias a Dios por todo y sabemos que Dios bendice cuando hay necesidad ¡Perfecto! Claro que sí. Pero ¿Es ese el mensaje que Dios llamó a proyectar y publicar en sus siervos? ¿Es voluntad de Dios que se esté alardeando en público de todo cuanto se posee o recibe? Ciertamente NO... ya verá el por qué.

Ante el mencionado escenario surge la pregunta

¿Como asimilará o interpretará ese mensaje los cristianos fieles pero pobres en Repúblicas y países tercermundista que a veces carecen de los recursos más básicos para vivir?
Ellos pudieran preguntarse lo siguiente: ¿Por qué Dios le da un auto adicional a ese ministro ya teniendo uno nuevo, y a nosotros que también somo fieles a Dios tenemos solo lo básico y nada más, y nunca hemos tenido apenas un solo auto? ¿Por qué Dios le da muchos autos ya teniendo un auto el mencionado ministro, cuando hay creyentes fieles que nunca han tenido apenas una bicicleta? ¿Acaso Dios hace preferencia en su pueblo dando caprichos a unos y obviando la necesidad de otros? 

Sin duda que Dios no es así, no hace acepción de personas, amados hermanos, pero esas son preguntas lógicas que surgen cuando ministros (en Puerto Rico) envían un mensaje equivocado publicando y alardeando de que tienen o reciben cuantos autos, relojes lujos etc, Como si la bendición de Dios estuviera reducida a lo material y se midiera solo por las posesiones terrenales. Solamente una mente habituada al dinero puede pensar que Dios es un prestamista y dador de cuanto capricho tiene el hombre, peor aun, como dar al hombre cosas que en realidad éste no necesita, como por ejemplo, decir que Dios les bendijo con cantidad de autos, cantidad de casas etc, una pretensión totalmente inmoral, habiendo cristianos fieles con verdaderas necesidades en diferentes partes del mundo. 

Si la Bendición de Dios se midiera por cuantas posesiones tiene una persona, es decir, cuánto mas tengo, más Dios me ha bendecido...
¿entonces qué de los cristianos fieles que padecen necesidad? ¿Acaso Dios no los ama? Y si todo el que tiene bienes es porque Dios le está bendiciendo, también habría que creer que los artistas pudientes, actores millonarios y empresarios enriquecidos que son incrédulos y ateos han sido también bendecidos por Dios. Totalmente absurdo, creer que todo el que tiene bienes o posee grandes cantidades de cosas es porque Dios le está bendiciendo. 

En la doctrina Nueva testamentaria la bendición de Dios nunca se midió ni se definió por cuantas posesiones tenían las personas, sino por lo que eran en Cristo, como nos muestra el libro de los hechos: “Y vendían sus propiedades, y sus bienes, y repartían todos según la necesidad de cada uno” Hechos.2:45-46 “Los verbos ‘vender’… y ‘repartir’… están en el imperfecto. Este compartir se hacía una y otra vez”. Note, que se repartía según la necesidad, no habían excesos ni una vida ostentosa, sino sencillez.. Ellos tuvieron dispuestos a sacrificar muchas de sus posesiones para ayudar a los creyentes que estaban muy necesitados. Sabemos que algunos de los apóstoles tuvieron que trabajar para poder comer, como por ejemplo el apóstol Pablo. 

JESUCRISTO AMABA LA SENCILLEZ (LO NECESARIO)

-Jesús no trató de impresionar a sus oyentes con palabras o mensajes de prosperidad material Lucas. 21:1.
-Jesús no midió la bendición como algo material terrenal sino como celestial Mateo.6:1-4. 
-Jesús enfatizó en que ante Dios la bendición no se mide en cantidad sino en la buena intención del corazón; señaló a una viuda pobre que ofrendo de corazón lo único que tenía, y así derribó el orgullo y toda pomposidad y vanagloria de los líderes religiosos de su días. Dios no se impresiona por cuanto tenemos 

APÓSTOLES DEL SEÑOR VIVÍAN CON SENCILLEZ (LO NECESARIO)

-Predicaron y enseñaron a los creyentes a que estén contentos con lo necesario; no buscando enriquecerse 1 Timoteo.6:7-9 
-Enfatizaron en su mensaje de las riquezas celestiales, no terrenales Colosenses.3:2. 
-Vivieron con sencillez sin orgullo ni jactancia por lo que poseían. No alardeaban de sus posesiones Hechos.2:45-47. 
-Tuvieron que trabajar arduamente para uso del ministerio y tener para ayudar a otros Hechos.18:1-4 
-Valoraban y ayudaban a los pobres, nunca menospreciaban al necesitado 1 Corintios.16:1:4.

Fuente: Michael Garcia Del Valle

No hay comentarios :

Publicar un comentario