Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

sábado, 30 de noviembre de 2013

Los Vicios y los cristianos

¿Qué concepto tiene Dios de los "vicios"?




¿Cuáles son los vicios? 
Si hiciéramos esta pregunta a transeúntes en la calle, ¿cómo contestarían? La lista tendría cosas tales como el tabaco, la bebida alcohólica, el comer demasiado, el juego y la fornicación.
La verdad es que la palabra "vicio" se usa por la gente del mundo para referirse a estas cosas. 
La palabra "vicio" quiere decir "Hábito de obrar mal. Defecto o exceso que como costumbre tienen algunas personas, o que es común a una colectividad. Gusto especial o demasiada afición a una cosa, que incita a abusar de ella".
El hombre llega a ser pecador por decisión propia y no porque haya nacido así, Stg. 1:14,15; 1 Jn. 3:4.
El hombre es responsable de sus hábitos malos y capaz de deshacerse de ellos por voluntad propia, Ef. 4:22; 2 Co. 7:1; 2 Ti. 2:21; Stg. 4:8

EL HECHO DE QUE DIOS NO PROHIBE ALGO EN TANTAS Y CUANTAS PALABRAS NO QUIERE DECIR QUE LO APRUEBE 

Un hermano de Nicaragua me envió esta pregunta: "¿Es pecado fumar? O sea, algunos hermanos afirman que no hay texto en el cual se puede afirmar que es pecado." Yo comencé mi carta por recordarle que el hecho de que la Biblia no prohibe algo en tantas y cuantas palabras no quiere decir que lo apruebe.

Por ejemplo, no hay ningún versículo en el Nuevo Testamento que diga: "No bautizarás a los niños pequeños." Sin embargo, inferimos  de otros textos que hablan del tema que no sería correcto bautizar a los infantes porque no pueden creer, arrepentirse, etc. Esto sería pecado porque sería ir más allá de la doctrina de Cristo (2 Jn. 9). Sólo porque no hay texto en el cual se afirme en palabras específicas que "el bautizar a los niños es pecado" no quiere decir que esté bien hacerlo.
Un día alguien le dijo a uno de los hermanos de Sevilla (con el propósito de demostrar que la Biblia no es una revelación completa): "Pero la Biblia no dice: 'no conducirás borracho' ". Es verdad. No dice tal cosa. Pero sí nos dice que es un pecado emborracharse (Gá. 5:21) y que el cristiano acarrea condenación para sí mismo si desobedece las leyes de la tierra (Ro. 13:1,2).

"Pero la Biblia no dice: 'no fumarás' " dice otro. Es verdad. No dice tal cosa. Pero por medio de otros textos que hablan del buen uso del cuerpo y de la necesidad de ser buenos ejemplos en todo, aprendemos que no sería correcto que el cristiano fumara. Más adelante veremos que Dios ha establecido un orden en cuanto al uso del cuerpo físico y que este orden debe ser respetado.

¿QUE OPINA LA COMUNIDAD MÉDICA/CIENTÍFICA DEL FUMAR? 

La Organización Mundial de la Salud acaba de hacer público un informe sobre el tabaquismo con tinte realmente dramático: una muerte por segundo por culpa del tabaco. El tabaco es la principal causa de muerte en el mundo desarrollado y fumar causará la muerte, la pérdida de la vida, de una sexta parte de la actual población mundial. Cuarenta y cinco mil españoles mueren cada año por culpa del tabaco, de todo un conjunto de enfermedades y secuelas que van desde dolencias cardíacas hasta una importante variedad de cánceres. 
La Organización Mundial de la Salud señalan que en 1990 tres millones de personas perdieron la vida por esta causa. Diez millones lo harán en el año 2010 y, lo que es todavía más dramático, que 500 millones de la población actual fallecerán antes o después por este motivo."El 90% de los cánceres se pueden evitar por llevar una vida sana." la mayoría de los casos de cáncer se deben a dos cosas: "el fumar y el sol". (El sol, porque algunos no tapan sus cuerpos con suficiente ropa; no respetan lo que Dios ha dicho en cuanto a la modestia. Cuando el hombre no obedece lo que Dios dice en su palabra, ¡se hace mucho daño!)
Creo que a este punto sería conveniente mencionar algunas de las tres mil sustancias químicas halladas en el humo del tabaco. 

El tabaco contiene:

ACROLEÍNA. Líquido tóxico e incoloro con vapores irritantes cancerígenos.
MONÓXIDO DE CARBONO. Gas inflamable, altamente tóxico, utilizado en la fabricación de numerosos productos químicos. La inhalación de monóxido de carbono dificulta el transporte de oxígeno desde los pulmones a los tejidos...
NICOTINA. Alcaloide venenoso, principal sustancia adictiva del tabaco. También se usa como insecticida y para matar lombrices parásitas de los animales. El humo inhalado de un paquete de cigarrillos al día contiene suficiente nicotina para matarte en el acto si la recibieras toda en una sola dosis.
"De hecho, ...es tan potente ... que una gota de nicotina pura depositada en la lengua de un perro le produce a este una muerte rápida y dolorosa".
Es muy importante entender que la nicotina no es medicina sino un veneno. Miremos esta definición del diccionario.
Nicotina. "Alcaloide contenido en la hoja y las semillas del tabaco, del cual se extrae. Es un líquido incoloro, que se ennegrece en el aire, oleaginoso y muy venenoso, que actúa intensamente sobre el sistema nervioso" . Esta definición se ha tomado de un diccionario español publicado en el año 1956. ¡Hace más de 40 años que saben que el tabaco contiene veneno! Sin embargo, no convino hacer pública esta información para que la industria tabaquera no perdiera sus beneficios
AMONIACO. Compuesto alcalino gaseoso de nitrógeno e hidrógeno usado como elemento enfriador en equipos de refrigeración y aire acondicionado, así en explosivos, fertilizantes artificiales y desinfectantes.
ÁCIDO FÓRMICO. Gas líquido acre usado en la fabricación de tejidos y cuero. El contacto con este ácido irrita las membranas mucosas y produce ampollas.
CIANURO HIDROGENADO. Líquido extremadamente venenoso utilizado en muchos procesos químicos, entre ellos la fumigación y para templar hierro y acero. El cianuro hidrogenado se usa como agente letal en las ejecuciones mediante cámara de gas.
ÓXIDO NITROSO. Grupo de gases irritantes y a veces venenosos que se combinan con los hidrocarburos para producir smog . El dióxido de nitrógeno puede debilitar los tejidos corporales e incrementar la susceptibilidad a las afecciones respiratorias.
FORMALDEHÍDO. Gas acre usado principalmente como desinfectante y preservante. Irritante en extremo para las membranas mucosas.
FENOL. Compuesto acídico cáustico y venenoso presente en el carbón y el alquitrán vegetal, y usado en desinfectantes.
ACETALDEHÍDO. Líquido inflamable altamente tóxico que irrita los ojos y las membranas mucosas, acelerando la actividad cardíaca. Un contacto prolongado con este líquido hace que la presión sanguínea aumente y cause una proliferación de leucocitos y hematíes.
SULFURO DE HIDRÓGENO. Gas venenoso que se produce naturalmente en la materia en descomposición y se usa ampliamente en los laboratorios químicos.
PIRIDINA. Líquido inflamable usado en productos farmacéuticos, repelentes acuosos, bactericidas y herbicidas.
CLORURO METÍLICO. Gas tóxico utilizado en la producción de caucho, eliminador de pintura y agente antidetonante en la gasolina.
ACETONITRILO. Compuesto tóxico que se encuentra en el alquitrán mineral y el residuo de melaza, y usado en la producción de plásticos, caucho, fibra acrílica, insecticidas y perfumes.
PROPIONALDEHÍDO. Líquido incoloro con un olor sofocante, utilizado como desinfectante químico y preservante, así como en el plástico y el caucho.
METANOL. Líquido alcohólico venenoso utilizado en anticongelantes de automóviles, combustible para cohetes, colorantes sintéticos, resinas, fármacos y perfumes".

"No debemos olvidar que el cuerpo humano tiene unos 150.000 kilómetros de vasos sanguíneos. Cuando se inhala el humo del tabaco, cada uno de esos vasos sanguíneos se encoge. Por eso los fumadores se quejan con frecuencia de que sienten frío en las manos y los pies, pues sus extremidades no reciben suficiente sangre. Más alarmante es el hecho de que cada órgano de su cuerpo depende de la sangre recién oxigenada. Cuando uno hace que sus órganos carezcan regularmente de su adecuado suministro de sangre, abre la puerta a más trastornos de los que puede imaginar. Debemos comprender que se impide a todos los órganos funcionar de manera óptima: el hígado, los riñones, el corazón, el estómago, la glándula tiroides, el cerebro, los ojos, el oído, la piel, ¡todo!".
La sangre de los fumadores es más dada a coagularse dentro de las ya estrechadas arterias coronarias [lo cual puede provocar un ataque cardíaco .

"En el pasado, los fabricantes de cigarrillos han tratado de engañar al público, haciéndole creer que [el] aumento del cáncer pulmonar se debía a la contaminación del aire; sin embargo, ciertos estudios recientes han demostrado que la contaminación no es responsable más que del cinco por ciento de los casos de cáncer pulmonar".

"Cuando se escribió la Biblia, en el Oriente Medio no se utilizaba el tabaco. Por lo tanto, este no se menciona específicamente en las Escrituras. No obstante, las inferencias de muchos pasajes bíblicos supusieron una advertencia suficiente para que millones de cristianos se abstuvieran de emplearlo, en la forma que fuese, aun antes de que la ciencia médica hubiera demostrado los peligros de tales hábitos. Estas amonestaciones, junto con la observación de los usuarios del tabaco y sus escupideras, sus olores, sus humos y sus enfermedades, disuadieron a muchos creyentes de ceder al vicio".

Pero lo que realmente nos interesa es lo que opina Dios de este asunto...

EL FUMAR ES FALTA DE GRATITUD 

Dios nos ha dado el aire y dos pulmones para respirarlo. El apóstol Pablo dijo que "...él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas" (Hch. 17:25). La vida y hasta el mismo aliento son regalos preciosos del cielo. Los cristianos debemos entender esto más que nadie. Aunque a veces tengamos que sufrir en esta vida, el aliento sigue siendo un don de nuestro Padre celestial. ¿Es una buena muestra de gratitud usar nuestro aliento para inhalar un humo que nos puede hacer tanto daño?

No soy boxeador pero, ¿qué me dirían ustedes si les dijera que me voy a pelear con un hombre muy musculoso que mide dos metros y pesa 120 kilos? Seguramente me dirían: "No lo hagas, Jerry. Te va a dar una paliza." Pero no les escucho. Entro en el cuadrilátero con el hombre y, efectivamente, me da una paliza. A los tres días me recupero, pero otra vez voy al cuadrilátero a pelearme con el hombre. Digo para mi mismo: "Éste no me puede hacer ningún daño, digan lo que digan los demás." Pero me da un puñetazo que me manda volar por los aires. Tras guardar cama otros cuatro días, vuelvo al cuadrilátero y el matón me da otra paliza y así sucesivamente. ¿Cuál sería mi actitud en tal caso hacia la vida que Dios me da? Usted me diría que no la valoro y tendría razón.

EL CRISTIANO NO ES LIBRE PARA USAR SU CUERPO COMO ÉL QUIERE SINO COMO DIOS QUIERE 
1 Co. 6:19 - "...vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo ... y que no sois vuestros".
Si usted es cristiano, no se pertenece a sí mismo. Usted ha sido comprado por precio (1 Co. 6:20), con la sangre preciosa de Jesucristo (1 Ped. 1:19). Dios es el que manda en cuanto al buen uso de su cuerpo y de mi cuerpo. (No es como dicen los proabortistas: "Es tu cuerpo, tu vida." Están bien equivocados.)
El v. 20 dice que debemos "glorificar a Dios" en nuestro cuerpo. Algunos corintios no usaban su cuerpo para glorificar a Dios. Lo empleaban mal para hacer algo que Dios no aprobaba (la fornicación). ¿Glorifico a Dios en mi cuerpo si lo destruyo con cigarros? 1 Co. 10:31 dice: "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios." ¿Es posible fumar "para la gloria de Dios" sabiendo que nos puede hacer tanto daño?

Ro. 12:1 - El cuerpo debe presentarse a Dios en sacrificio vivo, es decir, dejamos que Dios use nuestro cuerpo como Él quiere y no como nosotros queremos. Cuando llegamos a ser cristianos, llegamos a ser "siervos de la justicia" (Ro. 6:18) y "siervos de Dios" (v. 22). ¡Dios manda en cuanto al uso de su cuerpo! Dios ha establecido un orden en cuanto al uso del cuerpo físico y este orden debe ser respetado.
1 Co. 6:12 - No debemos permitir que seamos dominados por ninguna cosa, aunque sea cosa buena en sí. ¡Cuánto más se aplica esta verdad cuando se trata de algo malo y dañino como el tabaco!

EL FUMAR ES SEÑAL DE UNA FALTA DE DOMINIO PROPIO 

Gá. 5:22,23 - El fumar va en contra de uno de las cualidades del fruto del Espíritu, la "templanza" o el dominio propio. Muchos fuman porque, según ellos, ayuda a controlar "los nervios". ¿Es una buena costumbre depender de una sustancia mortífera para controlar nuestro estado anímico? ¿No sería mejor implorar la ayuda de nuestro Dios Todopoderoso en la oración y poner de nuestra parte para tener templanza en nuestra vida diaria?
Uno de los problemas principales de los que están esclavizados por ciertos vicios es que ellos mismos se ven totalmente "incapaces" de superarlos. Los tales suelen usar la frase "no puedo" al pensar en la posibilidad de dejar sus malos hábitos, así convirtiéndose en víctimas impotentes del pecado. ¿Es ésta la actitud victoriosa del que tiene un Aliado Todopoderoso en los cielos?

Pero alguien dice: "El dominio propio no es un punto tan importante del cristianismo." ¿Ah, no? Entonces, ¿cómo se explica la predicación del apóstol Pablo al gobernador Félix en Hch. 24:25? Pablo incluyó el tema del "dominio propio" en su sermón evangelístico.

2 Ti. 1:7 - "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio."

EL FUMAR PUEDE DAÑAR NUESTRA INFLUENCIA Y HACER DAÑO A OTROS 

Tuve la oportunidad de hablar con cierto señor acerca del evangelio. Me confesó que había perdido toda confianza en los sacerdotes de su iglesia. "¿Por qué?" se pregunta usted. Porque "fuman, beben, y dicen chistes verdes", dijo el hombre. El hombre esperaba que los cristianos verdaderos fueran diferentes de la gente a su alrededor.
Todo cristiano tiene la responsabilidad de estimular a sus hermanos "a las buenas obras" (Heb. 10:24). El hermano que fuma debe saber que los bebés en Cristo miran a los que llevan más tiempo en el evangelio para saber como deben portarse ellos mismos. (Muchos, por ejemplo, fuman porque "Papá lo hacía" o "Mamá lo hacía". Se crían con la idea de que es normal e incluso bueno para la salud.) Una pregunta que debe ser hecha por todo hno. que fuma es la siguiente: "¿Mi ejemplo va a estimular a los recién convertidos a imitar mi hábito de fumar?" También, en cualquier iglesia local hay niños que, aunque todavía no se han convertido a Cristo, miran el ejemplo de los adultos con mucho cuidado. Si los niños ven a un hno. fumar, ¿serán estimulados a imitar ese hábito cuando sean mayores? Puede que no o puede que sí.

El cristiano fiel no quiere hacer daño a su prójimo. Por contraste...
"El gran problema en el caso del tabaco, es que fumar no sólo perjudica a quien lo hace, porque el humo contamina el ambiente y acaba en los pulmones de inocentes transeúntes" (Diamond, p. 91).
"Se ha demostrado que el humo ambiental contiene el doble de alquitrán, el doble de nicotina y cinco veces más monóxido de carbono que el humo inhalado directamente. Este último es el más mortífero. ...el humo inhalado por la madre puede reducir el peso de su hijo no nacido; un 10% por debajo de lo normal. La falta de oxígeno en el bebé no nacido en desarrollo ocasiona deterioro cerebral" (Ibid., pp. 92-94).

"En 1653, Jacob Bald, un sacerdote jesuita, preguntaba: '¿Qué diferencia hay entre el fumador y el suicida, sino que el uno tarda más en matarse que el otro?" (McMillen, p. 70). Dios no quiere que el cristiano se destruya; esto va completamente en contra de Su palabra. Él no quiere que ninguno haga daño a sí mismo ...ni tampoco a su iglesia. ¿Es pecado si alguien ignora estos principios revelados en la palabra de Dios? Dejaré que usted conteste esta pregunta por sí mismo.

Reconozco que para algunos les resulta muy difícil dejar este hábito porque ha llegado a ser una drogadicción. A los tales debemos animar con paciencia para que quiten este hábito de su vida, siempre recordándoles que no es imposible vencerlo.
De hecho, es más fácil dejar un mal hábito cuando uno tiene el apoyo de otros decididos a dejarlo. Los tales deben apoyarse mutuamente en su decisión, y mucho más si son hermanos con el mismo problema.

Un consejo de una ex-fumadora: "Es una situación difícil, pero no desesperada, ni mucho menos. Muchísimos adictos al tabaco han podido dejar el vicio, y no olvide que si uno es capaz, todos pueden hacerlo. Lo sé por propia experiencia, ya que entre los diecisiete y los treinta años fui una fumadora empedernida y, no obstante, logré dejarlo" (Diamond, pp. 100, 101). Si uno puede hacerlo, uno debe hacerlo.
El cristiano tiene una ventaja que no tiene la mayoría de las personas en el mundo. Tiene un Aliado Celestial poderosísimo que quiere ayudar a su hijo(a) a dejar este vicio de una vez por todas

Fuente: bible.ca

lunes, 25 de noviembre de 2013

Buda y todos los budistas en el infierno

Testimonio de un monje budista quien retornó a la vida convirtiéndose en un hombre nuevo.


Yo nací en 1958 en el pueblo de Bogale, en área del Delta Irrawaddy al Sur de Myanmar (antiguamente Birmania). Mis padres, quienes fueron devotos budistas como muchas personas de Myanmar, me llamaron Thitpin (que quiere decir "árbol" en español). Nuestras vidas eran muy sencillas donde crecí. A la edad de 13 años dejé la escuela y comencé a trabajar en un bote de pesca. Pescábamos peces y algunas veces también camarones de numerosos ríos y riachuelos en el área de Irrawaddy. 
A la edad de 16 años me convertí en lider de un bote. Viví en "Alto Isla de Mainmahlagyon", justo al norte de Bogale, donde nací. Este lugar está sobre las 100 millas al sudeste de Yangon [Rangoon] nuestra ciudad capital de la nación.

Un día, cuando tenía 17 años de edad, atrapamos una gran cantidad de pescados en nuestras redes. Debido a la gran cantidad, un gran cocodrilo nos siguió y nos atacó. Nosotros estábamos aterrorizados de modo que frenéticamente remamos nuestros botes hacia la ribera tan rápido como pudimos. El cocodrilo nos siguió y golpeó con su cola nuestro bote. Aunque ninguno murió en el incidente, el ataque afectó grandemente en mi vida. A la edad de 18 años fui enviado a un monasterio budista, lo que era  considerando como un gran honor para mis padres, al tener a un hijo sirviendo este camino. Nosotros hemos observado esta costumbre por muchos cientos de años.

Un Ferviente Discípulo de Buda


Cuando tenía la edad de 19 años (1977) me convertí en un monje regular. El monje mayor de mi monasterio me dio un nombre budista, en el cual es costumbre en nuestro país. Yo era llamado U Nata Pannita Ashinthuriya. Cuando nos convertimos en monjes ya no usamos nuestros nombres de nacimiento. 
El nombre del monasterio donde viví se llamaba Mandalay Kyaikasan Kyaing. El nombre del monje mayor era U Zadila Kyar Ni Kan Sayadaw [conocido como U Zadila]. Este era el más famoso monje budista en todo Myanmar en ese tiempo. Todos sabían quién él era, y fue grandemente honrado por el pueblo y respetado como un gran maestro. Y digo que "fue", porque en 1983 murió en un accidente fatal de carro. Su muerte conmocionó a todos. En aquel tiempo hacían ya seis años que yo era monje.

Traté duramente de ser el mejor monje y seguir todos los preceptos del budismo. Así fue que me mudé a un cementerio, donde viví meditando continuamente. Algunos monjes quienes realmente quieren saber las verdades de Buda, hacen cosas como las que yo hice. Algunos se internan profundamente en los bosques donde llevan una vida de negación y pobreza. 
Busqué privar mi egoísmo, mis pensamientos y deseos para escapar de la debilidad y sufrimiento y liberarme del ciclo de este mundo. En el cementerio no tuve temor de los fantasmas. Trataba de conseguir tal paz interna y de autorrealización que incluso, si un mosquito se posaba en mi brazo, yo lo dejaba que me picara en lugar de espantarlo. Por años me esforcé de ser el mejor monje como podía y no dañar a ningún ser viviente. Estudié las enseñanzas de santos budistas, precisamente como mis antepasados lo hicieron. 

Mi vida de monje llegó a su fin cuando caí muy pero muy enfermo. Estaba en Mandalay en ese tiempo y tuve que ser llevado al hospital para tratamientos. Los doctores hicieron algunas pruebas en mí y me dijeron que tenía fiebre amarilla y malaria, ¡ambas al mismo tiempo!. Después aproximadamente un mes en el hospital empeoró mi estado. Los doctores me dijeron que no había ninguna esperanza de recuperación y me dieron de baja para hacer los preparativos del funeral. 

La visión que cambió mi vida para siempre

Después que fui dado de baja del hospital, regresé al monasterio donde otros monjes me cuidaron. La debilidad crecía y crecía y estuve decaído hasta estar totalmente inconsciente. Supe más tarde que literalmente estuve muerto por tres días. Mi cuerpo decayó y apestaba a muerto y mi corazón dejó de latir. Prepararon mi cuerpo para la cremación y conforme a los ritos tradicionales de purificación budista.
Aunque mi cuerpo se apagaba lentamente, recuerdo que mi mente y espíritu estaban completamente en alerta. De repente, me encontraba  en una verdadera y  poderosa tormenta. Un tremendo viento aplastó todo el suelo, hasta que no se encontraba ningún árbol o ninguna cosa erguida, sólo una llanura plana. Comencé a caminar muy rápido por algún tiempo. No había ninguna persona por ninguna parte, estaba completamente solo. 

Después de algunas horas llegué a un río y lo crucé. Al otro lado del río ví un terrible, pero terrible lago de fuego. Nosotros no tenemos ningún conocimiento de un lugar como ese en el budismo. 
En primer lugar estaba muy confundido y no sabía que estaba en el infierno, hasta que ví a Yama, el rey del infierno [Yama es el nombre atribuido al Rey del Infierno en numerosas culturas en toda Asia]. 



Su rostro se asemeja a la cara de un león, su cuerpo se parece a un león pero sus piernas eran como un naga [serpiente espiritual]. También tiene un número de cuernos sobre su cabeza. Su rostro era muy terrible y yo estaba aterrorizado; temblando le pregunté su nombre, él contestó:  "Yo soy el rey del infierno, el Destructor". El terrible, ¡terrible Lago de Fuego! El rey del infierno me dijo que mirara dentro del lago de fuego. Miré y ví una colorida toga de color azafrán que los monjes budistas usan en Myanmar. Miré de cerca y ví la cabeza afeitada de un hombre. Cuando lo miré a la cara ¡ví que este era U Zadila Kyar Ni Kan Sayadaw! [el monje que murió en un accidente automovilístico en 1983]. 
Le pregunté al rey del infierno porqué mi antiguo líder estaba confinado a este lago de tormento. Dije: "¿Por qué esté en este lago de fuego? ¡El era un buen maestro!, él incluso grabó cintas de enseñanzas llamadas: ´¿Eres tú un Hombre o un Perro?´, con esto ayudó a miles de personas a entender que sus valores como humanos son mayores que los del animal. 

El rey del infierno contestó, "Sí, él fue un buen maestro pero él no creyó en Jesucristo. Esta es la razón por la que está en el infierno" (Juan 14:6) Me dijo que mirara a otra persona que estaba en el fuego. Y ví a un hombre con una larga cabellera envuelta al lado de la mano izquierda de su cabeza. El también estaba usando una toga. Le pregunté al rey del infierno: "¿Quien es este hombre?", él respondió: "Este es aquel que tú adoras: Gautama [Buda]". ¡¡Yo estaba muy perturbado a ver a Gautama en el infierno!!. 



Yo protesté: "Gautama tuvo buen estirpe y un buen carácter moral, ¿por qué esta él sufriendo en este lago de fuego?" El rey del infierno respondió: "No importa cuan bueno fue él. El está en este lugar debido a que él no creyó en el Eterno Dios".
Luego ví a otro hombre que parecía usar un uniforme de soldado.  El tenía una gran herida sobre su pecho. 
Pregunté, "¿quién es este hombre?", el rey del infierno dijo: "Este es Aung San, el líder revolucionario de Myanmar". Me dijo, "Aung San esta aquí porque él persiguió y mató a cristianos, pero la principal razón es porque él no creyó en Jesucristo". En Myanmar el pueblo tiene un dicho común, "Los Soldados nunca mueren, ellos perduran". Me fue contado que la legión del infierno tiene un dicho "Los Soldados nunca mueren, pero ellos van al infierno para siempre". Miré y ví a otro hombre en el lago de fuego. 

El era un hombre bien alto y estaba vestido de defensa militar.


El estaba sosteniendo una espada y un escudo. Este hombre tuvo una herida en la frente. Este hombre era la persona más alta que jamás haya visto. El era seis veces el largo entre el codo de un hombre hasta la punta de sus dedos cuando se alarga su brazo rectamente, más el palmo de los dedos de un hombre cuando extiende su mano. El rey del infierno dijo, "El nombre de este hombre es Goliat. El está en el infierno debido a que blasfemó contra el Dios Eterno y a su siervo David". Yo estaba confundido porque no sabía quien era Goliat ni tampoco quien era David. El rey del infierno dijo, "Goliat está registrado en la Biblia cristiana. Tú no sabes de él ahora, pero cuando te conviertas al cristianismo sabrás quien es él". 
La verdad del relato de David y Goliat está registrada en el Santo Libro de los Cristianos, la Santa Biblia en 1 Samuel 17 

También ví a un ser cuyo su oficio es avivar las llamas del lago de fuego, de mantenerlo caliente. Este ser me preguntó: "¿Estas yendo al lago de fuego también?" Yo contesté, "¡No! ¡Yo estoy sólo aquí para observar!. 
La apariencia de esta criatura que avivaba el fuego era muy aterradora. El tenía  diez cuernos sobre su cabeza y una lanza en sus manos que tenía siete afiladas cuchillas. Apocalipsis 12: 3 La criatura me dijo, "Sí,... tú viniste aquí sólo para observar, ya que no encuentro tu nombre aquí". El dijo: "Tú debes ahora regresar por el camino que viniste". El me apuntó hacia una llanura desolada donde caminé a lo largo por primera vez antes que viniera al lago de fuego.

El Valle de la Decisión

Caminé mucho tiempo hasta el punto de sangrar. Tenía calor y un gran dolor. Finalmente después de caminar alrededor de tres horas llegué a un camino ancho. Yo caminé a lo largo de este camino por algún tiempo hasta que llegué a una bifurcación (encrucijada). 
El camino de la izquierda era ancho. Un camino angosto salía a la mano derecha. Había un letrero en las bifurcaciones diciendo que "el camino de la izquierda era para aquellos que no creían en el Señor Jesucristo". El camino angosto de la derecha era para los creyentes en Jesucristo Mateo 25: 31-46. 

Yo estaba interesado por ver en dónde conducía el camino más ancho de modo que comencé a bajar. 

Habían dos hombres caminando al frente, alrededor de 300 yardas delante de mí. Traté de alcanzarlos para así caminar con ellos pero no importaba cuan duro trataba no los podía alcanzar, así que me dí una vuelta y regresé a al camino de bifurcación. 
Continué mirando a estos dos hombres mientras se alejaban de mí caminando. Cuando ellos llegaron al final del camino de repente los oía en lamentos, en gran dolor. ¡Estos dos hombres gritaron en gran dolor! ¡Yo también grité cuando miré lo que les sucedió! Me di cuenta que el camino ancho finalizaba en un gran peligro para aquellos que lo viajaban. Mateo 7: 13-14

Mirando el  Cielo

Empecé a bajar andando por el camino de los creyentes. Después de viajar alrededor de una hora la superficie del camino se volvió de oro puro. Era tan puro que cuando miraba abajo veía mi propio rostro reflejado perfectamente (Apoc 21:21). 
Luego miré a un hombre parado en frente de mí. El llevaba vestiduras blancas (Apoc 3:5, 3:18, 4:4, 7:9, 7:14, 19:8, 19:14). También escuché hermosas canciones. ¡OH, eran tan hermosas y puras! Eran mucho mejor y mas significativas que la adoración que tenemos en las iglesias aquí en la tierra. 

El hombre con vestiduras blancas me pidió que caminara con él. Le pregunté, "¿Cuál es tu nombre?" Pero él no respondió. Después que le pregunté su nombre por sexta vez el hombre respondió: "yo soy aquel que tengo las llaves del Cielo. El Cielo es muy pero muy hermoso lugar. Tú no puedes ir ahí ahora pero si tu sigues a Jesucristo podrás, una vez que tu vida haya terminada en la tierra". El nombre del hombre es Pedro (Mateo 16:18-19) . Luego Pedro me pidió que me siente y me mostró un lugar en el Norte. Pedro dijo, "Mira al norte y ve a Dios crear al hombre". Yo miré al Eterno Dios desde una distancia. Dios habló al ángel. "Permitamos hacer al hombre"; el ángel suplicó a Dios y dijo, "¡Por favor no hagas al hombre. El hará equivocaciones y te afligirá!". [En birmano literalmente quiere decir: El hará que te desprestigies]. 

Pero aún así, Dios creó al hombre. Dios sopló sobre el hombre y el hombre vino a la vida. EL le dio un nombre "Adán" (Génesis 1:26-27, 2:7, 5:1-2). 
Los budistas no creen en la Creación del mundo ni del hombre, de modo que ésta experiencia tuvo un impactante significado en un monje budista.

Enviado de regreso con un Nuevo Nombre

Luego Pedro dijo, "Ahora levántate y regresa de donde viniste. Habla a la gente que adora al Buda y adoran ídolos. Cuéntales que ellos deberán ir al infierno si no cambian. Aquellos que construyen templos e ídolos también tendrán que ir al infierno. También aquellos que dan ofrendas a los monjes para ganar méritos, ellos mismos van al infierno. Todos aquellos que oran a los monjes (santos) y los llaman ´Pra´ [Título respetuoso para un monje] irán al infierno. Aquellos que corean y ´ dan vida´ a los ídolos irán al infierno. Todos aquellos que no creen en Jesucristo irán al infierno" (Apoc 20:14-15, 21:8   Juan 14:6).

Pedro me dijo que regresara a la tierra y testificara las cosas que había visto. El también dijo: "Tú debes hablar en tu nuevo nombre. Desde ahora tu serás llamado Athet Pyan Shinthaw Paulu" [Pablo quien vino de regreso a la Vida]. 
"¡Yo no quiero regresar. Quiero ir al Cielo!", dije, entonces los Ángeles abrieron un libro. Primero ellos buscaron mi nombre de infancia (Thitpin) en el libro, pero no lo encontraron. Luego ellos buscaron el nombre que me había sido dado cuando entré a la hermandad budista "U Nata Pannita Ashinthuriya", pero tampoco fue encontrado escrito en el libro. Luego Pedro dijo: "Tu nombre no está escrito aquí, tú debes retornar, aceptar  y testificar a Jesucristo al pueblo budista".

Caminé de regreso a lo largo del camino de oro. De nuevo escuché hermosos cantos, como nunca he oído en la tierra. Pedro caminó conmigo hasta la hora que retorné a la tierra. El me mostró una escalera que llegaba desde al cielo hacia las nubes (desde afuera de la tierra). La escalera no llegaba a la tierra pero se detenía en medio del aire. En la escalera habían muchos ángeles, algunos subiendo al Cielo y otros bajando. Ellos estaban muy ocupados. Pregunté a Pedro, "¿Quienes son ellos?", Pedro respondió: "Ellos son mensajeros de Dios. Ellos están reportando al Cielo los nombres de aquellos que creen en Jesucristo y los nombres de quienes no creen." Luego Pedro me dijo que era la hora de regresar.

El regreso

La siguiente cosa que estaba consciente fue el sonido del llanto. Escuché a mi propia madre gritando: "¿Mi hijo, porqué nos dejaste ahora?". Yo también escuché a muchas otras personas en llanto. Me di cuenta que estaba tendido en una caja. Comencé a moverme. Mi madre y mi padre empezaron a gritar: "¡El esta vivo!"; otras personas que estaban bien alejadas no creían a mis padres; luego coloqué mis manos a los lados de la caja y me senté. Mucha gente quedó horrorizada. Ellos gritaron "¡Es un fantasma!" y corrieron tan rápido como  podían.
Aquellos que permanecieron estaban sin palabras y temblando. Noté que estaba sentado sobre un líquido oloroso y de fluidos del cuerpo, suficientemente para llenar un promedio de tres tazas y media. Este era un líquido que salió de mi estómago y mis interiores mientras mi cuerpo estaba tendido en el ataúd. Esto es la razón que la gente supo que yo verdaderamente había estado muerto. 

Dentro del ataúd había una clase de sábana de plástico fijado a la madera. Esta sábana era colocada ahí para retener los líquidos del cadáver debido a que muchos cuerpos de los muertos liberan mucho fluido como el mío. Aprendí más tarde que estaba a unos momentos de ser cremado en las llamas. 
Es costumbre que los muertes en  Myanmar sean colocados en un ataúd,  que la tapa sea  luego clavada para sellarla y todo el ataúd sea finalmente quemado. 
Cuando vine de regreso a la vida, a mi madre y a mi padre se les había permitido mirar mi cuerpo por última vez. ¡Minutos más tarde que la tapa del ataúd hubiera sido clavada y pude haber sido cremado!

Inmediatamente empecé a explicar las cosas que había visto y escuchado. La gente estaba asombrada. ¡Les dije sobre los hombres que ví en el lago de fuego y que sólo los cristianos saben la verdad, que nuestros ancestros y nosotros habíamos sido engañados por cientos de años! Les dije que todo lo que creemos es una mentira. La gente estaba asombrada porque sabían que clase de monje he sido y cuan ferviente he sido para las enseñanzas del Buda.
En Myanmar cuando una persona muere su nombre y edad son escritas a un lado del ataúd. Cuando un monje muere, el nombre del monje, edad y el número de años que ha servido como monje es escrito sobre un lado del ataúd. ¡Yo ya he sido registrado como muerto, pero como ven, ahora estoy vivo!

Fuente: rugeelleondelatribudejuda.com

viernes, 22 de noviembre de 2013

Como deben vestirse los cristianos

¿Es lícito vestirse como el mundo?

La forma de vestir dice mucho de la mente y el corazón de una persona, esto hasta se ha utilizado como parte del perfil psicológico en las personas por los psicoanalistas, de la misma forma en la vida cristina la manera de vestir también describe la mente y el corazón con respecto a las cosas de este mundo y a las cosas del Espíritu. Algunas personas dicen que el vestir con lujos y con ropa a la moda describe de forma positiva su riqueza espiritual, pero en realidad es todo lo contrario el vestir con lujos y a la moda describe su pobreza espiritual, una mente espiritual no pone interés en el aspecto físico sino en su relación con Dios y que su  manera de vestir demuestre amor y respeto a Dios y a los hombres como semejantes.

La muestra de respeto más grande encontrada en la Biblia con respecto al vestuario es la de el Apóstol Pedro: Juan 21:4 Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa; mas los discípulos no sabían que era Jesús. Y les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No. El les dijo: Echad la red a la derecha de la barca, y hallaréis. Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces. Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: !!Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella), y se echó al mar. Pedro se había quitado la ropa con el propósito de que si caía al agua no mojaría su ropa, pero para nuestra sorpresa Pedro se vistió la ropa para meterse al agua porque se presentaría ante Jesús, eso describe una muy grande acción de respeto y amor a Dios, nosotros como cristianos debemos fomentar en las demás personas el respeto a Dios mediante nuestra acción de respeto a Él.


En el Nuevo Testamento hay varios textos que enseñan acerca de cómo deben vestir los cristianos, estos son algunos 1Tim 2:9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 1Pedro 3:3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos.

Decoro comportamiento respetuoso que merece una persona o una situación. Respeto a la moral,especialmente en el aspecto sexual. decencia. Dignidad en el comportamiento y el aspecto. Pudor sentimiento que impide mostrar el propio cuerpo o tratar sobre temas relacionados con el sexo. Sentimiento de la persona que teme perder su dignidad, me miraba sin el menor pudor. Modestia,  cualidad del carácter de una persona que le hace restar importancia a sus propias virtudes y logros y reconocer sus defectos y errores, la modestia es una gran virtud. Es increíble como en nuestro tiempo todo eso se ha perdido, hoy llegamos al extremo de cuestionar la Palabra de Dios; la iglesia es ahora la que guía al pastor y no el pastor a la íglesia, la mayoría de pastores que dependen de la iglesia para vivir se hallan entre la espada y la pared por causa de esta clase de gente que quiere vivir y vestir sin respeto a Dios ni a sus semejantes, la mayoría de pastores temen el ser abandonados, las razones son diversas y van desde el sustento diario hasta ¿el qué dirán? y temen el ser motivo de burla de otros ministerios.

En mi ciudad existe un establecimiento educativo de nivel básico que lleva por nombre: Julio Cesar Méndez Monte Negro, en el existen dos jornadas educativas una por la mañana y otra por la tarde, yo estudie en la jornada de la mañana y tuve amigos que estudiaron en la jornada de la tarde, en la jornada de la mañana habían reglas bien definidas con respecto al vestuario de los alumnos hombres y mujeres, pero en la tarde no, de manera que los jóvenes hombres y mujeres vestían como ellos querían aunque tenían uniformes, las mujeres usaban faldas bien cortas y pantalones bien ajustados los hombres también usaban pantalones bien ajustados lo cual dio como resultado varios embarazos en ese establecimiento, durante algunos años fue así hasta que cambiaron al director de esa jornada y lo sustituyeron por una mujer, la cual estudio la situación de ese fenómeno y llego a la determinación de que la forma en que vestían esos jóvenes era la causa, ella prohibió los pantalones, playeras y camisas ajustadas en los hombres y las faldas cortas los pantalones ajustados también el maquillaje las blusas escotadas y ajustadas en las mujeres, lo cual fue la solución exacta a ese mal. No cabe la menor duda que el vestuario puede influenciar la conducta del ser humano, la mayoría de vestuarios de este mundo expresan rebelión contra Dios.

Conozco a una joven de nombre Gabriela ella es de religión católica, y en eso del catolicismo se le concedió la oportunidad de viajar a ciudad del Vaticano en Roma Italia, ella cuenta que no le permitieron ingresar a la basílica de San Pedro porque ella estaba vestida con pantalones. le dijeron que la única forma de ingresar era que vistiera vestido o falda larga y como quería ingresar tuvo que vestir una falda, es increíble que las otras religiones como el catolicismo tengan esa clase de respeto por las cosas que ellos consideran sagradas, no obstante la iglesia cristiana no cuenta con ese respeto. Hemos olvidado estos textos bíblicos: 1Tim 2:9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 1Pedro 3:3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos.
Hace algunos meses me sorprendió ver por la calle a algunas mujeres que visten pantalones tan ajustados que muestran su parte intima pero eso no es lo sorprendente, lo sorprendente es que son miembros de algunas iglesias que prefiero reservarme el nombre.
¿Dígame usted si es lícito que una mujer que se dice cristiana muestre en la calle su parte intima de esta forma?

A mi criterio esto es pornografía dentro de la iglesias y no puede ser que las iglesias sean pornograficas usted no me dejara mentir, usted ha visto mujeres que se dicen cristianas vestidas de esa forma por la calle, lo más deprimente es que de esa forma también asisten a las reuniones de culto; yo en particular cuando asisto a alguna iglesia busco sentarme con mi esposa y mis 2 niños en las primeras sillas porque esto es lo que uno ve si se sienta en las sillas de atrás.


Esto no es una broma, espero que usted halla notado que el pantalón de cintura baja es uno de los problemas, además es increíble que mujeres que son predicadoras y cantantes cristianas pongan el ejemplo para usar pantalón ellas también marcan su cuerpo y su parte intima.  La mayoría de mujeres que utilizan un pantalón para vestir tienen el propósito de mostrar sus cualidades físicas, en este caso cadera, nalgas y su parte noble, a otras no les basta el pantalón sino que también usan blusas escotadas y ajustadas para marcar sus senos ó pechos además de eso también el maquillaje lo utilizan para resaltar sus rasgos femeninos, aunque debemos comprender que esto no es nuevo porque las prostitutas ó rameras han utilizado de hace siglos esta clase de recursos para atraer a los hombres, de manera que las personas que visten de esa forma tienen sin lugar a dudas las mismas intenciones.

Yo como cristiano me he dedicado a estudiar la mente y las debilidades del ser humano, el propósito es ir un paso adelante del enemigo y darles a los cristianos la forma de poder enfrentar toda clase de tentaciones y desavenencias que pudieran surgir a lo largo del caminar cristiano; ¿pero qué sucede cuando nosotros por nuestra ignorancia o rebeldía servimos de tropiezo a los demás?, recordemos que está escrito: Mat 18:6 Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. De manera que los cristianos no podemos servir de tropiezo a las personas que son cristianos ó que están a un paso de creer en Jesús.

Dígame usted ¿dónde está el decoro, pudor y modestia en las imágenes que vimos con anterioridad? Esas personas que visten de esa forma invitan al pecado recordemos que también está escrito para los hombres: Mat 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.
Estas personas no tienes amor de Dios en sus corazones pues ellas mismas le sirven al Diablo poniendo tropiezo a los hijos de Dios en las congregaciones cristianas, estas personas que son tropiezo a otras la biblia las describe como gente que ha seguido los pasos de Balaam que enseño a Balac a poner tropiezo a los Israelitas: Apocalipsis 2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

Muchos son los ministros cristianos que torpemente han tratado de excusar a las personas que visten de esa forma y esto es lo que ellos dicen: (El Espíritu santo es el que las va a cambiar no yo); pero quiero que sepa que esto dice Jesús: Juan 14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Pues bien el Espíritu Santo no puede traer a la memoria de alguien algo que esa persona no ha escuchado jamás, y solo dos formas hay de que esa persona se entere del consejo divino, una es que esa persona lea su biblia exactamente es ese texto de 1Tim 2:9 y la otra es que su pastor enseñe en la iglesia ese texto; con todo esto recodemos que el pastor es el elegido por no decir el que tiene la obligación de hacerlo.

Además los adornos de oro y perlas fueron prohibidos por los apóstoles porque las mujeres de ese tiempo y porque no decirlo también en nuestro tiempo lo utilizan para resaltar su nivel social de manera que esa actitud es detestable ante los ojos de Dios porque una mujer de Dios no pone su interés en ninguna de estas cosas, también debo aclarar que las personas que no tienen la posibilidad de tener esa clase de adornos se sienten humillados al perseverar en iglesias que si los utilizan de manera que eso es poner tropiezo a los hermanos cristianos , otra de las cosas que sucede es que las personas que no usaban adornos de oro empiezan a tratar de obtenerlos y de esa forma llegan a materializarse y pierden la visión de las cosas del Señor.
¿estas mujeres en realidad tienen una visión del Espíritu? Son conocedoras de la palabra de Dios pero no visten como Dios manda, sin lugar a dudas ellas buscan la forma de escudar su rebeldía y de esa forma enseñan al pueblo de Dios a ser desobedientes a Dios como ellas lo son. 

También debemos deducir que parte de culpa es de nosotros los hombres porque que se supone que somos nosotros la autoridad establecida de parte de Dios y somos nosotros los que debemos poner las reglas en nuestros hogares de cómo deben vestir nuestras esposas e hijos, de lo cual también se nos pedirá cuenta así como Dios le pidió cuenta a el sacerdote Eli (1 Samuel 2:12 al 36) porque también está establecido lo siguiente: Gen 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Esta expresión significa que es el varón el que toma las decisiones con respecto a los deseos de su mujer.

El varón también debe vestir con decoro, pudor y modestia así como la mujer solo que con ropa de varón como debe ser, porque es sorprendente que hasta el hombre también sea seducido por el mal para vestir marcando su cuerpo, mire las siguientes imágenes. En realidad los hombres que usan prendas de vestir ajustadas tienen una muy marcada apariencia afeminada.
Entendamos que esto va desde un extremo a otro puesto que algunos hombres como también las hay mujeres ni siquiera tienen el cuidado de usar ropa interior para que sus genitales no se revelen mire esta imagen.  Para continuar hablando de todo esto pasaríamos todo el día porque tendríamos que hablar hasta de los shorts ó pantalones cortos, trajes de baño hasta las camisetas, etc. Lo que tenemos que tener muy en cuenta es que sea hombre ó mujer sí somos tropiezo para alguien Dios nos pedirá cuentas de nuestras acciones; para cerrar les dejo este pasaje bíblico que en particular a mi me ha favorecido considerablemente, que Dios les bendiga siempre y nos de fuerza para recibir su palabra y ponerla por obra.
Ro 12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Fuente: elpoderdelamor

lunes, 18 de noviembre de 2013

Jesús el mejor amigo del hombre

Sus cualidades sorprendentes

"Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros y vimos su gloria como el unico Hijo del Padre, lleno de gracia y de verdad" Juan 1:14

Al hablar de Jesús, uno no sabe cómo empezar. Es inabarcable. No entra de lleno en nuestros esquemas mentales. Se sale. Dices algo de Él, pero siempre quisieras decir más. En este artículo limito a exponer o, más bien, a indicar actitudes de Jesús que me llaman la atención.

Señorío: Quizá es una de sus cualidades que más me impresionan. En su vida e, incluso en su pasión, se le ve como el Señor, como el protagonista. Siempre. Es impresionante. En el prendimiento, cuando Judas le traiciona. "Les preguntó de nuevo: « ¿A quién buscáis? » Le contestaron: « A Jesús el Nazareno ». Respondió Jesús: « Ya os he dicho que yo soy; así que si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos. »" Jn. 18, 7- 8. ¿Cómo es posible que los dejasen marchar? Ante quien le abofetea en presencia de Anás. "Jesús le respondió: « Si he hablado mal, declara lo que está mal; pero si he hablado bien, ¿por qué me pegas? »" Jn. 18, 23. Y ante Pilato, ante Herodes, ante el pueblo que pide su condena, ante quienes le insultan cuando ya está clavado en la cruz responde con el señorío del silencio. Es el Señor.

Sin doblez: Decía y hacía. En otras palabras, hacía lo que decía. Por eso cautivaba a la gente. Como decían, habla con autoridad. Era íntegro, con una vida transparente: A ver quién es capaz de decir, como Él a sus enemigos: ¿Quién de vosotros me argüirá de pecado? Su actitud de integridad, y de llamar a las cosas por su nombre es compatible con la simpatía en la acogida que dispensaba a quienes se acercaban a Él.
Habla sin ambigüedades. Dice las cosas claras, sobre todo a quienes mal interpretaban conscientemente el mensaje del Padre: « ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia! Así también vosotros, por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad" Mt. 23, 27-28. Y, en esa línea, se puede leer todo el capítulo 23 de San Mateo.

Da la cara. No tiene miedo. Es consciente de que el Padre está con Él. Ya llegará el momento de entregarse para dar su vida por la salvación de todos. Una vida limpia como la suya no tiene precio. No está en venta.

Fuerte: En la incomprensión y en la soledad, y a la vez, Sencillo en su vida, en sus palabras y en su acogida a quienes se acercaban a Él. Podemos pensar que toda su vida fue una cruz.

Sensible ante los problemas del hombre: llora mirando a Jerusalén, llora ante la muerte de Lázaro, se compadece de los enfermos, de la viuda que está enterrando a su hijo, de la gente que le sigue y multiplica los panes y los peces.

Misericordia: Es su autorretrato: Son preciosas las tres parábolas de la misericordia que nos pone San Lucas en su capítulo 15: las de la oveja perdida, la del dracma extraviado y, sobre todo, la del hijo pródigo. En el fondo de todas; la alegría de Dios al encontrarnos. 

Aguante: Con una paciencia enorme aguantando las torpezas e ignorancias de los Apóstoles, la presión de la gente cuando estaban junto a Él. Sólo recordemos aquella escena de la hemorroísa que toca la orla de su manto y "Jesús, dándose cuenta de la fuerza que había salido de él, se volvió entre la gente y dijo: « ¿Quién me ha tocado los vestidos? »Sus discípulos le contestaron: « Estás viendo que la gente te oprime y preguntas: "¿Quién me ha tocado?" »" Mc. 5, 30-31. Aguanta la presencia continua de los fariseos, buscando siempre motivos para condenarlo; aguanta la presencia de Judas, siempre junto a él; y señalamos la capacidad de aguante que tuvo durante su pasión.

Sereno: Nunca pierde los nervios. Decía y actuaba siempre con seguridad. Al leer el Evangelio y verle a la hora de tomar una decisión o una respuesta ante algún problema, lo vemos con una gran seguridad, sin dudar ni consultar con nadie, ni dejarse aconsejar por nadie. Vemos que es el Señor.

Defiende a sus apóstoles: Sale siempre en su defensa cuando ve que les acosan o no saben qué responder o qué hacer. Recordemos la escena de cuando los apóstoles arrancaban unas espigas, las frotaban y se comían los granos en sábado. Jesús los defiende, diciendo entre otras cosas que es Señor del sábado; y no se le ocurre otra cosa que pasar de allí e irse “a la sinagoga de ellos" Mt. 12, 9. Los defiende también al prenderle en el huerto. Valiente que era, y Señor.

Acoge y defiende a los pecadores: Preciosas las escenas de su encuentro con la mujer pecadora y con la mujer adúltera.

Exigente: porque se ha dado totalmente. Y nos pide que nos demos totalmente a Él. Nada de medias tintas en nuestro seguimiento y amistad. Fijémonos en lo que dice: "El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará" Mt. 10, 37-39.

Fuente: religión en libertad

miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿Como era el trato del Señor Jesús?

Cristo ¿era duro o comprensivo?


Más que duro o comprensivo, podríamos decir que era coherente. Coherente en cuanto a la doctrina que enseñaba y coherente en cuanto al amor que ponía en el trato con quienes se acercaban a Él.

Lo que sí debemos dejar bien sentado es que no engañaba a nadie en cuanto a las exigencias del evangelio que proclamaba ni en cuanto al esfuerzo que había que hacer para seguirle. A sus seguidores no les va con promesas de bienestar o con ventajas de cualquier signo. Les plantea con toda claridad las exigencias de la vida nueva que propone, totalmente entregada a su servicio y que llega a la renuncia a todo lo demás, incluso hasta la renuncia a la propia vida.

Se exigía a sí mismo la máxima fidelidad y obediencia al Padre. Pero, con respecto a los demás, comprendía, animaba, perdonaba. No cambiaba las exigencias de la nueva ley del amor, ley que llevaba a la práctica hasta las últimas consecuencias. Tampoco disimulaba. Era incómodo para unos y atrayente para otros. Más que duro, tremendamente fiel al Padre. Duro con los de| mala voluntad, con los fariseos, con los que ni entraban ni dejaban entrar, con los que impedían que Dios fuera escuchado, con los que tergiversaban la palabra de Dios.

Es aquello de la puerta angosta y del camino estrecho, de que quien no sea capaz de renunciar a su padre y a su madre y a sus bienes e, incluso, a su vida por Él, no es digno de Él. Habla de perder y de reencontrar la vida, de una vida nueva, de que perseguirán a sus discípulos como lo han perseguido a Él. En fin, no se andaba por las ramas ni iba con rodeos.

Sencillamente se nos presenta como modelo y nos invita a seguirle. En la última cena hará simbólicamente como un resumen de lo que debe ser la vida de quien quiera seguirle; después de lavar los pies a sus apóstoles, les dirá que hagan lo que Él acaba de hacer, es decir, que se laven los pies unos a otros; en otras palabras, que se sirvan unos a otros. Y les dirá que en eso conocerán que son discípulos suyos: en que se aman unos a otros como Él les ha amado, dando la vida unos por otros. 

Sin embargo, y a pesar de estas exigencias, cuando se trata de perdonar y de acoger, nadie lo hace con tanto cariño y comprensión como Él. La adúltera, la pecadora, la samaritana, el mismo Judas, el buen ladrón, encuentran en Él una mano tendida. Comprensivo, pero sin justificar posturas incorrectas. A la mujer adúltera y a la pecadora que le unge los pies, no les dice que lo que hicieron no tiene importancia. A una le dice: «ve y no peques más»; y a la otra: «se le ha perdonado mucho». A Judas: «amigo, ¿con un beso me entregas?». A la samaritana: «siete maridos has tenido y el que tienes no es tu marido».

En otras palabras, nunca da por bueno lo que es incorrecto. Invita a seguir hacia metas elevadas. Incluso cuando le preguntan sobre lo lícito, no se queda en la mera licitud, sino que amplía el campo de actuación. No vale encerrarse en las propias posturas ni en una actitud de cumplimiento. Siempre hay una invitación a ir más allá, a adentrarse por el camino de la entrega incondicional en el servicio a Dios y a los hombres. Que todos tengan clara la meta. Y la meta es siempre la misma, sin acomodaciones a situaciones concretas de bienestar o de autosatisfacción.

Con este mismo Cristo nos encontramos cada día. Que es comprensivo contigo, conmigo y con cualquiera, es claro. Pero se trata de una comprensión con respecto a aquel que es consciente de su pecado y se acerca confiadamente a Él sin aires de autosuficiencia y dispuesto a reemprender la amistad. Pero ver en Cristo a ese amigo inocentón con cuya amistad se puede jugar, de eso, nada.

Él ha dado su vida para salvar a todos los hombres y está pendiente de la realización de esa su obra. Y para ello, cuenta contigo como amigo, aparte de ofrecerte la salvación. Piensa si eres capaz de renunciar a cualquier cosa para seguirle, tanto en el caso de que no le estés siguiendo como en el de que le estés siguiendo un poco a medias. Piénsalo en serio. Vale la pena.

Fuente: religión en libertad