Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

jueves, 31 de enero de 2013

Muchos son llamados a la salvación pero pocos se salvan


Qué porcentaje de la humanidad es realmente salva e irá al cielo ? Qué porcentaje de gente irá al infierno ?


Con base en testimonios de dos cristianos que murieron y volvieron a la vida, uno de ellos un pastor, y otro testimonio de un pastor quien recibió una revelación de Dios.
De acuerdo con la información que recibió el pastor coreano Yong Giu Park cuando murió en 1987 (luego Jesús lo resucitó); por 1 persona que al morir va al cielo 1,000 van al infierno de por si el porcentaje de personas que llegan a aceptar a Jesús como salvador es mínimo como para confiarse en que la salvación no se puede perder. Es decir que según esa revelación de Dios en 1987 por 1 persona que va al cielo 1,000 van al infierno, entonces solamente un 0.001% de las personas se salva y val al cielo.

Ese porcentaje mencionado anteriormente es aún mas lamentable que el dato que recibió Howard Pittman también cuando murió en una ambulancia camino al hospital, murió  y Dios le reveló algunas cosas para luego resucitarlo, eso fue en 1979 y en ese año la revelación divina que recibió fue que por cada 50 personas que al morir van al cielo 1,950 van al infierno es decir que solamente un 2.5% se salvaban.

Entonces pareciera que de 1979 a 1987 el porcentaje de salvos se redujo dramáticamente. Considere el testimonio del Pastor africano Wilfred Lai de Mombasa Kenya, con una congregación cristiana de aproximadamente 20,000 personas le preguntó a Dios si todos sus congregantes irían al cielo y Dios le reveló que solo el 1% iría al cielo, la cuestión es que casi todos sus congregantes aunque habían declarado y clamado a Jesús como su salvador, aún tenían pecados sin arrepentimiento o continuaban incurriendo en pecado aunque si acudían religiosamente cada semana a la iglesia.

Y sin embargo no es de sorprender aunque si es muy lamentable que el porcentaje de personas salvas es tan bajo, cuando se analiza la historia de la humanidad que llevó incluso a Dios a ejercer juicio con destrucción de humanidad, continentes y ciudades debido al pecado prevaleciente en ellos, a un pueblo elegido (Israel) con un porcentaje muy bajo de ellos que han reconocido a Jesús no solo como Mesías sino como su salvador personal. La Biblia señala incluso que en los últimos días algunos (tal vez muchos) abandonarán la fé (1era Timoteo 4:1) y que en los tiempos finales lejos de venir un avivamiento vendrá una gran apostasía es decir muchos creyentes que caerán en engaño del diablo dejando su fé en Jesús previo a la revelación del Anticristo (2a Tesalonicenses 2: 1-3) , por eso Jesús decia “pero cuando regrese el hijo del hombre hallará fé en la tierra ?” (Lucas 18:8).

En algunos medios cristianos en algunas iglesias y congregaciones desgraciadamente ya no se predica sobre el pecado, la necesidad del arrepentimiento, sobre el mandado de Dios de andar continuamente en santidad, sobre  la realidad del infierno, el evangelio completo de salvación en Jesús y sobre santidad, no se predica sobre el regreso de Jesús y que vendrá por una iglesia santa y sin mancha, algunos cristianos consideran esos temas incómodos y prefieren se hable solo sobre bendiciones se deleitan en una predicación semanal tipo conferencia motivacional y que se les diga que todo estará bien y que el diablo no es un enemigo del cual hay que preocuparse (contrario a lo que dice la Biblia en 1 Pedro 5:8), algunos cristianos muy sinceros en su buscar y desear más de Dios llegan a preferir las experiencias sensoriales en lugar de la comunión con Dios por fe y no por vista ni experiencias y llegan a caer en engaños del diablo, y la realidad del vivir espiritual diario y de la llamada guerra espiritual es muchísimo más compleja de lo que algunos piensan, 

Jesús salva al pecador claro y luego la responsabilidad de cada persona salva y nacida de nuevo es conservar esa salvación manteniendose en santidad, arrepintiendose de los pecados anteriores y ya no cometerlos, claro que todo ser humano es imperfecto y aun los salvos y nacidos de nuevo vuelven a cometer pecados, pero en tal caso hay que arrepentirse y dejar de pecar pues en la vida real aún los cristianos llegan a morir en accidentes o de forma inesperada y no siempre hay tiempo suficiente para arrepentirse, es decir no todos tienen la ventaja de una muerte anunciada alguna enfermedad, ser desahuciados y entonces si pensar en poner en orden su vida con Dios.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino y la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí” Juan 14:6. “Porque estrecha es la puerta y angosto es el camino que lleva a la vida y pocos son los que la hallan” Mateo 7 : 14. “Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor” Hebreos 12:14.

Precisamente porque la salvación se puede perder con descuido es que la Biblia exhorta a cuidarla y ocuparse de la salvación con temor y temblor. (Filipenses 2: 12) no sea que los creyentes nos deslicemos y recibamos justa retribución si descuidamos tan grande salvación (Hebreos 2: 1-3) no vaya a ser que habiendo dado las buenas nuevas de salvación a otros, nosotros mismos seamos eliminados (1ª Corintios 9: 27), por eso dice la Biblia que el que crea estar firme y salvo para siempre debe mirar que no caiga (1ª Corintios 10:12).

Argumentar que la salvación no se pierde en lugar de enseñar a andar en santidad en todo momento y en arrepentirse de pecado basándose en Juan 10: 28-29 no tiene validez cuando se toman esos versículos únicamente para argumentarlo sin estudiarlos, incluso en Juan 17: 12 uno que dio lugar al diablo y no se arrepintió se perdió. Todo verdadero creyente en Jesús tiene la Biblia y el Espíritu Santo para entender la Biblia cuando realmente la quiere entender y además de eso Dios tiene misericordia de que otros hayan “visitado” el infierno y cielo trayendo mensajes de confirmación a la Biblia.

Conclusión.

Una persona nacida de nuevo incluso con bautismo de agua y de Espíritu Santo (con evidencia) si puede perder la salvación como claramente lo establece la Biblia y Jesús en sus propias palabras, la enseñanza de que la salvación no se puede perder es falsa y es una mentira satánica. Jesús es quien pagó el precio de su salvación con su propia muerte sobre la cruz y su resurrección y cuando El mismo menciona con sus propias palabras en Mateo 6 : 14-15 que Dios no perdonará a quienes no perdonen a otros y en Apocalípsis 3 : 3-5 que si no se arrepiente uno El borrará su nombre del libro de la vida, es porque El que es Dios mismo hecho sangre conoce y domina ese tema por encima de cualquier predicador y pastor y líder de congregación.

Existen 2 personas ambas nacidas de nuevo, bautizadas en agua y con bautismo del Espíritu Santo con evidencias (lenguas y otros), la primera persona escucha a un pastor que dice que la salvación no se puede perder pero compara ese mensaje con la Biblia como indica Hechos 17 : 11 y aprende que conforme a la Biblia y Jesús ( y los textos antes mencionados) si se descuida si puede perder su salvación por lo cual decide cuidarla con temor a Dios y esmero esforzándose aún más por vivir en santidad y cuando llega a caer en pecado busca arrepentimiento inmediato y no caer más.

La segunda persona escucha a su pastor decir que la salvación no se pierde y se confía en ello, sin estudiar esa enseñanza a la luz de la Biblia sin aplicar Hechos 17 :11 y piensa que entonces no tiene mucho sentido el esforzarse tanto por andar en santidad, da lugar a pecados considerando que son pequeños y no se arrepiente de ellos.

Esta segunda persona es inmadura espiritualmente y no se da cuenta de que ahora es su responsabilidad mantenerse en santidad, de que no debe ser irresponsable ni flojo en ese sentido, no debe decir que ahora a Dios le toca hacer todo, debe guardar los mandamientos de Dios, no pecar, perdonar a los demás no autojustificarse, porque si cae en pecado y no se arrepiente y la muerte lo toma de sorpresa las consecuencias son fatalmente eternas. La primera persona es la prudente sensata e inteligente y temerosa de Dios, la segunda persona es insensata y descuidada de su salvación. (Mateo 25 : 1 – 13). La primera persona tal vez no pueda vivir en santidad todo el tiempo como ser humano tal vez llegue a pecar pero se levanta busca arrepentirse y clamar a Dios por perdón y busca no volver a caer en pecado.

En la vida real el nacer de nuevo y tener el bautismo del Espíritu Santo no lo hace a uno un super cristiano que no pueda caer en pecado ya jamás, pero la clave está en que si cae en pecado se levante, se sacuda el pecado con sincero arrepentimiento clame a Dios por perdón y busque sinceramente no pecar más crucificando la carne cada día, y pidiendo al Espíritu Santo su ayuda para andar en el Espíritu y no satisfacer la carne y andar en santidad.

Le exhorto para que usted sea como la primera persona ya que la segunda persona es descuidada de su salvación y si cae en pecado y no se arrepiente pidiendo perdón a Dios caerá al infierno y no será justificada por decir que su pastor le enseñó que la salvación no podía perderse, o por decir que pensó que una vez nacido de nuevo ya no perdería su salvación aunque cayera en pecado y no se arrepintiera. Abajo pongo un enlace a un testimonio muy interesante en relación con una mujer que vió cristianos en el infierno, cristianos que cayeron en pecado del cual no se arrepintieron, pecado que ellos trataron de justificar al no llamar pecado a lo que Dios llama pecado.
Fuente: profeciaenlabiblia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada