Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

sábado, 20 de octubre de 2012

El cansancio de Dios


DIOS ESTA CANSADO….MUY CANSADO.  Alberto Gervassoni


“No me traigan más ofrendas inútiles. Su incienso me desagrada. Ya no aguanto sus reuniones de Luna nueva*, los días de descanso* y las demás fiestas religiosas mientras practican el pecado. Detesto sus fiestas de Luna nueva y demás fiestas religiosas. Todo eso se me ha hecho insoportable, ESTOY CANSADO de todo eso.” Isaías 1:13-14.
Dios está cansado de todos los evangélicos que se hicieron cristianos por su propia decisión, haciendo una simple oración, por la promesa de recibir un milagro, de prosperar económicamente, de recibir sanidad y de conseguir su mejor vida ahora; pero nunca se arrepintieron de verdad, ni nacieron de nuevo.
Dios está cansado de que le llamen Padre todos los evangélicos que han entrado por la puerta ancha pero no aman su palabra ni le obedecen, que solo le buscan cuando necesitan una ayuda que está fuera de su alcance o cuando están sufriendo demasiado.
Dios está cansado de todos los evangélicos que de labios le adoran pero sus corazones están lejos de Él, porque aceptan y enseñan mandamientos de hombres como sicología, metafísica, brujería, positivismo, nueva era y filosofías humanas, como si fueran enseñanzas de la Biblia. 
Dios está cansado de los evangélicos que llenan sus cultos con mucha música, entretenimiento y mensajes de motivación con el objetivo de ofrecer a las personas una alternativa frente a la televisión, los espectáculos públicos y las reuniones sociales.

Dios está cansado de los pastores profesionales en el crecimiento de la iglesia que se interesan más en lo que impacta a la multitud y no por lo que dice la Biblia.
Dios está cansado de los predicadores de prosperidad, de los motivadores y expertos en liderazgo que convierten al hombre en “amo” y a Cristo como si fuera una especie de genio en una botella, obligado a garantizar salud, bienes y felicidad a todos aquellos que dan suficiente dinero.
Dios está cansado de los evangélicos que profetizan, decretan, cancelan, maldicen, y hacen pactos en su Nombre; que atan, reprenden al diablo y le ordenan que les devuelva sus bienes perdidos y cosas semejantes sin que Él nunca los haya mandado: “Yo no envié a esos profetas, Pero ellos corrieron; No les hablé, Mas ellos profetizaron.” Jeremías 23:21.
Dios está cansado de los evangélicos que en su Nombre profetizan, echan fuera demonios y hacen muchos milagros para buscar su propia gloria, pero ni siquiera son sus hijos.
Dios está cansado de los evangélicos que inventan métodos para hacer crecer “sus iglesias”, copiando y adaptando estrategias del mundo para luego negociar con ellas y hacer mucho dinero.
Dios está cansado de los evangélicos que componen canciones, dicen, para darle la gloria solo a Él, pero en el fondo solo buscan firmar contratos millonarios, hacerse famosos y llegar a ser muy ricos.
Dios está cansado de los evangélicos ciegos defensores de los falsos maestros y cantantes cristianos “ungidos” que ni conocen lo que dicen las Escrituras sobre los apóstatas, pero ellos los defienden con uñas y dientes.

PERO DIOS SE ESTA CANSANDO DE ESTAR CANSADO: “La ciudad fiel se volvió una prostituta. Antes estaba habitada por gente justa y honrada, pero ahora está llena de asesinos. Tu plata quedó hecha escoria, y tu vino fino está ahora rebajado con agua. Tus gobernantes son rebeldes y amigos de los delincuentes. Todos ellos desean sobornos y quieren regalos. Ninguno defiende los derechos de los huérfanos ni la causa de las viudas. 

Por eso el Señor Dios Todopoderoso se expresa así: «¡Ah! Me vengaré de mis enemigos y así me desquitaré de mis adversarios.” Isaías 1:21-24. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada