Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

miércoles, 8 de febrero de 2012

¿HAS RECIBIDO EL BAUTISMO DEL ESPIRITU SANTO?

VICTORIA NEHALE fue bautizada con el Espíritu Santo.


Alrededor de la  medianoche, cuando estábamos a punto de marcharnos a nuestra casa, Mamá M le dijo a la Tía S que sentía fuertemente que el Señor quería que ellas impusieran manos sobre mí y oraran. Yo me arrodille, cerré mis ojos y ellas comenzaron a orar por mí. En un minuto y algo, un rayo me golpeo en la frente y este rayo comenzó  a llenar de luz toda la habitación. Lo siguiente que vi fue una paloma blanca y lluvia. Estaba lloviendo tanto que yo estaba empapada y con mucho frío. Yo me sentía muy bien, es un sentimiento que no puedo describir. Todo lo que sabía era que no tenía balance y me sentía como ebria; no podía ni pararme ni abrir mis ojos pero podía ver la lluvia y la paloma. 

La paloma está dando vueltas alrededor de mí todo el tiempo. Traté de abrir mis ojos pero era como si mis parpados estuvieran pegados. Mamá M me preguntó que era lo que estaba experimentando y le dije que podía ver  luz, una paloma blanca, lluvia y campanas sonando. Mamá M y la Tía S se rieron y estaban extremadamente gozosas por lo que les había dicho, solo Dios sabe porque ellas estaban tan gozosas por todo lo que estaba sucediendo en esa habitación.
Después de la Una Mamá M y la Tía S trataron de levantarme pero yo me volvía a caer al piso. Intentaron levantarme por 20 minutos y cuando ya no había señales de que lo lograrían decidieron cargarme al vehiculo. No se como hicieron para cargarme porque no soy una persona de poco peso. Cuando llegamos a la casa  me sentía todavía embriagada y Mamá M despertó a sus hijos para que la ayudaran a cargarme del carro a la casa.
Mas tarde me di cuenta que lo que me había sucedido no tenia nada que ver con Mamá M o la Tía  S sino que era el trabajo del Espíritu Santo. Cuando experimenté la lluvia que me mojaba, creo que el Señor me estaba lavando y limpiando de mis pecados. La paloma es el símbolo del Espíritu Santo, el rayo y la luz son la presencia de Dios porque nuestro dios es luz y en él no hay tinieblas. Las campanas señalaban el inicio de mi nueva vida en Cristo. En ese día en particular,  el 3 de Marzo del 2005, fue el día en que el Señor me bautizó con el Espíritu Santo y con poder de lo alto. 
Toda mi vida pensé que iba camino al cielo porque había sido bautizada en el nombre del  Padre, del Hijo y del Espíritu Santo siendo a penas una bebe y porque me había confirmado cuando era adolescente. Además, creía que estaba llena del Espíritu Santo porque el Pastor lo había declarado sobre mi y había hecho el símbolo de la cruz en mi frente cuando era bebe.  Ahora se que el ser bautizado siendo un bebe no garantiza salvación si tus vida y tus obras no son rectas delante del Dios Todopoderoso. En Juan 3:3 dice: “El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. 
También creo firmemente que ese bautizo, especialmente el bautismo del Espíritu Santo es esencial para cada seguidor de Jesús. Juan 1:33 “Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.”
Vemos que Juan hace una clara distinción entre el agua y el bautismo del Espíritu Santo. Cada creyente necesita el bautismo del Espíritu Santo para ser testigos efectivos del Maestro. Cuando Jesús ascendió al Padre, él les dijo a sus discípulos que permanecieran en Jerusalén hasta que ellos recibieran el bautismo del Espíritu Santo. En Hechos 1:4-8 se nos dice: “Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. Y en el verso 8 está escrito: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”
Cuando usted es bautizado con el Espíritu Santo, usted sabrá sin lugar a dudas en su hombre interior que usted ha sido bautizado en el Espíritu Santo; no habrá duda en su mente de que si lo recibió o no. Si yo le preguntara hoy si ha recibido el bautismo del Espíritu Santo y su respuesta fuera “Yo creo que si” o “Quizás”,  lo más probable es que no lo haya recibido. Solo porque usted haya sido bautizado cuando era bebé con el rocío de agua en su cabeza o que haya sido sumergido en agua siendo ya adulto, no garantiza que haya recibido el bautismo del Espíritu Santo. Si usted no tiene esa seguridad usted puede pedirle al Señor que lo bautice con el  Espíritu Santo y fuego, porque él es el único que lo hace. El hombre puede presentarle el Bautismo del  Espíritu Santo, pero Jesús es quien bautiza.
En Hechos 19:1-7, Pablo les presentó el Espíritu Santo a los creyentes en Efeso. A pesar de que esos creyentes habían sido bautizados en el bautismo de Juan, Pablo fue más allá y los bautizó en el nombre de Jesús y cuando les impuso las manos,  el Espíritu Santo vino sobre ellos y éstos comenzaron a hablar en otras lenguas y a profetizar.
Algunos cristianos hoy en día creen que el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en lenguas no es para nosotros sino que fue algo para los creyentes de la iglesia de los Hechos y de los Corintios en los tiempos bíblicos. Algunos rechazan este don porque sostienen que los satanistas también hablan en lenguas. El último argumento es una confirmación de que las lenguas son del Señor. Es cierto que los satanistas y otras religiones, especialmente los seguidores de otras religiones, también hablan en lenguas, pero esas son lenguas satánicas, éstas son falsificaciones de las lenguas reales, las cuales son una manifestación de la sublimación del Espíritu Santo. Satanás no puede inventar nada, solo puede copiar lo real. Siempre copia aquellas cosas que tienen mucho valor y son importantes en el reino de Dios con el fin de impedirlas. En los lugares donde los criminales falsifican dinero, siempre se concentran en los billetes de alta denominación, no falsifican un billete de un dólar sino los de cincuenta y cien. Para que el diablo haya copiado las lenguas es porque éstas son una herramienta poderosa en las manos del cristiano.
Nuestro Dios no está confundido. La biblia nos dice que él es el mismo hoy, ayer y por siempre y si así es nuestro Dios, entonces su palabra es la misma hoy, ayer y por siempre. Él no hace acepción de personas, la promesa del Padre está disponible para los creyentes hoy, así como lo estaba para los apóstoles en los tiempos bíblicos. Cuando Jesús oro por sus discípulos en Juan 17, también oro por los que creerían por la palabra de ellos. Una gran parte del Nuevo Testamento fue escrito por los seguidores de Jesús, y muchos de nosotros vinimos a Jesús a través de su testimonio. Así que Jesús también oro por nosotros junto con sus discípulos. Si Jesús ha contado a los creyentes de nuestros días en el mismo grupo de sus discípulos, ¿Cómo puede un hombre atreverse a venir a hacer distinción entre nosotros y ellos?
En Hechos 2:38-39 dice: “   Arrepentíos, y bautiese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.”
Ciertamente, Pedro estaba hablando bajo la inspiración del Espíritu Santo y eso hace creíble lo que dijo. Él dijo que la promesa del Espíritu Santo es también para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Si tú eres un cristiano verdadero entonces tú eres llamado por Dios y las palabras de Pedro se aplican a ti también.  El don del Espíritu Santo también es para ti.
Dios se complace en dar buenas dádivas a sus hijos. Él solo quiere que le pidamos. Él nunca nos dará nada que no sea bueno para nosotros. En Lucas 11:9-13 está escrito: Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan

4 comentarios :

  1. Es muy hermosos lo que recibiste y me alegro por ti. Muchos quisiéramos ese bautizo, y me incluyo, pero entiendo que Dios tiene un tiempo determinado para darlo a cada uno de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. En las siguientes páginas estudiares enseñanzas del bautismo del Espíritu Santo, a los que se refieren, entre otros, los siguientes textos bíblicos. En la Biblia también se lo llama de otras maneras, como: Ser llenos del Espíritu Santo, el don del Espíritu Santo, la promesa del Padre, poder de lo alto, y así por el estilo. Pero nosotros lo llamaremos el bautismo del Espíritu Santo en este estudio:

    http://www.jariiivanainen.net/elbautismodelespiritusanto.html

    ResponderEliminar
  3. Esther C. de Viquez23 de agosto de 2013, 13:59

    Dios les bendiga recibir el espiritu Santo es lo más maravilloso que le puede ocurrir a los arrepentidos de sus pecados, yo recuerdo que estaba recien convertida en 1983, para el mes de mayo, escuhe un predicador decir que si no tenias el Espíritu Santo no podias estar con el Señor, cuando este hermano hizo el llamado yo me pare de donde estaba y dije para yo no se que es el Espíritu Santo, pero yo lo quiero, me postre en tierra y le dije estas palabras que jamás he olvidado, Señor perdoname he cometido cosas que nadie de mi familia lo sabe pero de ti no me puedo esconder, perdoname, perdoname, perdoname, en aquel momento senti un chorro de agua que caía sobre mi, yo hablaba en español pero mi boca hablaba otro idioma y no podia contenerme yo lloraba y una mano se poso sobre mi y una voz que me decía canta, yo no me sabia las albanzas y comence a cantar en lenguas. Mi Dios es fiel, ni tan siquiera me había bautizado en agua, primero Dios me bautizo con su glorios Espíritu Santo el cual me ha sostenido hasta hoy, toda la gloria es par nuestro Dios. Amén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy lindo tu testimonio hermana Esther Que el Señor te siga llenando de su presencia hasta el fin. Pronto estaremos con el Señor Amen

      Eliminar