Este blog rinde honor y alabanza al Dios de nuestra salvación a Jesucristo el Señor.

..."Ciertamente vengo en breve." Ap. 22:20
..."En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados." 1co. 15:52
..."Seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" 1Ts. 4:17

Alentémonos con estas palabras que nos fueron reveladas. Bienvenidos a este blog todos los que esperan el rapto de la Iglesia

sábado, 24 de diciembre de 2011

LOS DEMONIOS SON VENCIDOS POR LA ORACION DE LOS CRISTIANOS

Revelación de hna  Mary Baxter. 
   
El Señor me llevó a regiones celestiales, para contemplar una vista panorámica de todo el universo. Una de las escenas que vi, en las muchas revelaciones de Dios sobre el mundo espiritual, fue un despliegue grafico de la gente oprimida por los espiritus malignos. Invisibles al mundo natural, ellos revoloteaban cerca  de una santa mujer de Dios, que luchaba. Esperaban un momento débil en su vida para atacarla, y sobrecargar su alma y oprimir su espíritu.

Vi que la carga de los cuidados de la vida y las preocupaciones diarias, agotaban la vida y sofocaban el gozo de esta hija de Dios. La oposición del mundo espiritual infernal, en su relación con el Señor era opresiva, forzada, y la intimidaban. Ellos impedían su progreso espiritual y obstaculizaban su caminar con Dios.
Vi a muchos espiritus malignos de depresión, atacar al pueblo de Dios. Vi a un demonio de depresión, usar todo su engaño y astucia persuadiendo a un creyente para que se comparara con otros que parecían estar prosperando. A medida que el creyente comenzaba a mirar a otros y a apartar la mirada de Jesús, comenzaba a hundirse en la tristeza y desanimo
Observé con repugnancia, como el espíritu maligno lo arrastraba hasta la misma profundidad del foso del desaliento. Vi a ese espíritu de las tinieblas malo y maquinador, reírse con regocijo y danzar, haciendo alarde ante sus compañeros diablillos, que todavía podían poseer a esta persona.

LA ORACION DE LOS CRISTIANOS. RAYOS  DE  LUZ.

De pronto, vi rayos poderosos, de luces intermitentes pasar por el espacio. Mis ojos siguieron los rayos laceres a la tierra, y vi a los intercesores orando por los desanimados y deprimidos.
Mientras observaba asombrada, un rayo poderoso procedente de cada creyente que intercedía, apareció.  Estos rayos quemaban el éter del espacio. ¡Los rayos iban hasta el cielo, al mismo trono de Dios!
El mensaje de los rayos poderosos de luz, era una revelación sobre la oración. Podía ver a los angeles en el cielo, esperando recibir los rayos de luz.
Entonces Dios me mostró, que los rayos celestiales representaban las oraciones de los creyentes, que eran ofrecidas en la intercesión. Vi a los angeles en el cielo registrar cada oración en un rollo de papel, escribiendo lo que la persona en la tierra había orado. Ellos tomaban las oraciones y se las presentaban a Dios.
En la oración y la meditación de la Palabra se puede encontrar a Dios,  la oración intercesora es la llave para desatar las bendiciones del cielo. El poder de la oración no puede ser medido.

EXPERIENCIA MARAVILLOSA EN LA ORACION. hna Noemy

Despues de haberme convertido comencé a buscar al Señor con todo mi corazón, queriendo ser llena de la presencia de Dios. Junto a mi hijo mayor, hacíamos periodos de oración constante. En una oportunidad  por tener una necesidad  muy grande, acordamos orar durante toda la noche; o sea hacer una vigilia de oración, en  mi hogar. Empezamos a orar dos horas antes de la medianoche,de inmediato sentimos una presencia de Dios muy fuerte, tanto que no tuvimos nunca frio ni ningún cansancio ni molestia alguna. Así oramos hasta la madrugada y aun la santa unción del Espíritu nos acompañaba, ardíamos en el fuego del Señor.
Finalmente eran las ocho de la mañana del dia siguiente y decidimos poner fin a nuestro trabajo,  completamos  10 horas de oración ininterrumpidas.  Al Salir de aquella pieza donde nos encontrábamos, sentí un olor muy agradable, y pensé que se trataba de alguna prenda de ropa, por la colonia o perfume, busqué y constaté que no se trataba de eso; entonces salí afuera de la casa, y al volver me di cuenta que ese olor aun estaba y era fuerte y estaba en casi toda la casa, hasta en el baño, quedaba cerca de la oración; llamé a mi hijo y el también lo sintió. Entonces entendimos que era por causa de la mucha oración que habíamos hecho y era el incienso del Señor. Era una fragancia deliciosa. Al poco tiempo el Señor contestó nuestra oración y nos dio el doble de lo que le pedimos. ¡¡Gloria sea a Dios y a Jesucristo!

DIOS Y SUS ANGELES NOS ACOMPAÑAN  Y NOS AYUDAN A ORAR.

Esta experiencia y visión de sueño, me la entregó el Señor en medio de esos periodos de oración.
Estábamos reunidos yo y mis hijos en una pieza de la casa dedicada para la oración y para estudiar la biblia, de repente entraron por la puerta de calle unos varones, vestidos iguales como uniformes de carabineros; fueron en completo silencio caminando hasta adelante donde se encontraba un pequeño pulpito y uno se arrodilló y comenzó a orar, después se fue a sentar junto con los otros dos al lado de nosotros en las sillas y nos acompañaron durante la pequeña reunión que teníamos. Al momento de ir finalizando se pararon, se despidieron de cada uno con un beso y se fueron hacia la puerta, mientras se iban ellos caminaban en puntillas y sin hacer ningún ruido.
Inmediatamente el  Espíritu del  Señor me reveló que ellos eran angeles del cielo de Dios. Esos mismos tres angeles volvieron durante la noche mientras nosotros dormíamos, y entraron a la misma pieza de oración y sobre el dormitorio mio y se pusieron  a orar por la obra del Señor y por nosotros. Yo les oí orar en voz alta, nombrando el nombre de Jesús. Oraban con mucha reverencia y respeto por las cosas de Dios. Era en verdad  hermoso verlos como lo hacían. ¡Toda la gloria para el  Señor Jesús!

“Suba  mi oración delante de ti como el incienso”. Salmo 141:2

“Otro angel vino entonces y se paró  ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.  Y de la mano del angel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.
Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto”.  Apocalipsis  8:3-5.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada